El Ángel del Norte, en Tyneside

El Ángel del Norte es una escultura de acero que destaca por su altura de 20 metros y alas extendidas en la parte superior de una colina en Tyneside, a las afueras de Gateshead, en Inglaterra, elevándose sobre el paisaje a la vista de todo viajero.

La escultura tiene una envergadura de 54 metros, mayor que la de un Boeing 757, y tiene la capacidad de soportar vientos de más de 100 kilóemtros por hora gracias a su peso de 200 toneladas. Estas cifras superlativas hacén del ángel la escultura más grande del norte de Gran Bretaña.

La escultura fue encargada por el Consejo de Gateshead, que eligió al premiado artista Antony Gormley para producir una obra como símbolo de Tyneside. El sitio en el que se ubica, en lo alto de la colina, es visto cada día por más de 90.000 conductores que pasan por la autopista A1 y por los viajeros de la línea principal de la costa este de Londres a Edimburgo. La colina en sí es una antigua mina de carbón abandonada.

Los trabajos del proyecto comenzaron en el año 1.994 y tuvieron un coste de 1 millón de libras. La mayor parte del dinero fue proporcionado por la Lotería Nacional, y la escultura se erigió en el lugar en 1.998.

El Ángel del Norte es tanto una hazaña de la ingeniería como una obra de arte. Debido a su expuesta ubicación, la escultura tiene que soportar vientos de más de 100 kilómetros por hora. Para aumentar la estabilidad, la escultura cuenta con una base de hormigón de 21 metros por debajo de la superficie, contando así con un peso de 600 toneladas.

Desde su creación, este lugar se ha convertido en un hito de Tyneside, apareciendo el películas o televisión y siendo visitado por más de 150.000 turistas al año.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario