El Cerro de los Siete Colores, en Purmamarca

El Cerro de los Siete Colores o “The Hill of Seven Colors” es una de las colinas que bordean el pequeño pueblo de Purmamarca, en la provincia de Jujuy, en el noroeste de Argentina.

Cerro de los Siete Colores en Purmamarca

Surgido alrededor de hace 75 millones de años, la colina se formó por un proceso geológico complejo que involucró despociciones en el mar, en lagos y movimientos de los ríos, seguido de una posterior elevación de la tierra debido al movimiento de las placas tectónicas. El cerro tiene tal nombre debido a los diversos pigmentos adquiridos por los minerales que componen su capas sedimentarias. Se dice que en la colina se pueden ver 7 colores, pero la mayoría de gente sólo identifica 4.

El mejor lugar para observar la colina es desde la carretera principal, a unos 400 metros antes de entrar al pueblo de Purmamarca.

Sin título

Purmamarca, como pueblo en sí, es otro más de Jujuy, pero gracias a su maravilloso telón de fondo (el Cerro de los Siete Colores) se ha convertido en un pueblo turístico muy popular. El origen del pueblo se remonta al siglo XVI, cuando era parte del camino inca. La iglesia de Santa Rosa, en el centro del pueblo, y la plaza que hay frente a la iglesia, donde cada mañana tiene un mercado con coloridas artesanías, son sus mayores atractivos.

En una de las esquinas del pueblo se encuentra el antiguo Cabildo, el más antiguo del país. Algunas cuadras, artesanías de diseño y restaurantes gourmet dan un toque de exclusividad al paisaje junto con pintorescos hoteles de arquitectura refinada y de alta calidad con servicios extraordinarios.

Cerro de los Siete Colores en Purmamarca

Colline aux sept couleurs

Cerro de los Siete Colores

Cerro de los Siete Colores

caminando purmamarca

OLYMPUS DIGITAL CAMERA








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario