El museo submarino de Lanzarote

La isla de Lanzarote, en las Islas Canarias, España, ha puesto en marcha la primera serie de esculturas en lo que será el primer museo completamente submarino en Europa. El museo está ubicado en la costa de Lanzarote, a una profundidad de 12-14 metros, y cuenta con obras del artista británico Jason deCaires Taylor, que ha creado ya obras similares, tanto en Cancún, México y Granada, como en las Indias Occidentales. Las esculturas en exhibición incluyen varias figuras humanas que representan a personas interactuando con sus teléfonos móviles, caminando, haciéndose “selfies”… Una obra titulada ‘la balsa de Lampedusa’ representa un barco de figuras esperando desesperadamente para un tratamiento y ayuda, lo que simboliza la crisis de refugiados en curso. Las esculturas bajo el agua pretenden atraer y promover el crecimiento de la vida vegetal y animal, las cuales representan las relaciones simbióticas que tienen los seres humanos con la naturaleza.

Una gran cantidad de vida marina busca refugio contra los depredadores, lo que, naturalmente, gravita hacia los objetos sumergidos. Como buzo, Taylor sabe que si se coloca cualquier objeto bajo el agua, estará colonizando esa zona muy rápidamente.

Las esculturas están hechas de un tipo de cemento marino diseñado para durar cientos de años. Se evita el uso de metales, ya que son corrosivos y contaminan el medio ambiente.

“Cuanto más tiempo estén bajo el agua, más serán las capas de depósitos de calcio que se formen, por lo que las figuras se irán haciendo cada vez más irreconocibles a medida que pase el tiempo“, dijo Taylor. “Esa es una de las razones por las que muchas veces se comienza con figuras humanas, ya que por mucho que se deforme el cuerpo humano, siempre habrá alguna mínima característica por la que se pueda identificar”, añadió.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario