Ermita de San Miguel Arcángel en Formia, Italia

Un sinuoso camino a través de los montes Auruncos, en Italia, conduce a una cueva justo debajo del pico Redentore, ubicado a 1160 metros (3.800 pies) sobre el nivel del mar. Dentro de la cueva se encuentra Eremo di San Michele Arcangelo, una hermosa ermita que data del siglo IX.

Las montañas de Aurunci (montes Auruncos) se presentan secas y casi sin vegetación en el lado que da al Mediterráneo. En un día despejado, cuando no está cubierto de niebla, se pueden ver las Islas Pontinas y la Isla de Ischia (con su castillo aragonés) desde sus picos.

Eremo di San Michele Arcangelo
Ermita de San Miguel Arcángel en la roca.

Con el tiempo, la erosión causada por el agua que abunda en esta área debido a la geología kárstica de las montañas dañó la ermita original. La ermita fue reconstruida en 1893 en su estilo neogótico actual.

San Michele

La fachada, que mira hacia el oeste, está coronada por un rosetón que proporciona luz para el oscuro interior. Al final de la cueva, un pequeño nicho en las rocas sostiene la estatua de San Miguel Arcángel. Las fechas de 830 y 1895 están talladas en el portal.

Michele Arcangelo's hermitage
Ermita en un día de niebla.

Según la tradición local, la estatua del santo, inicialmente adorada en otro lugar, decidió mudarse a la cueva en las montañas de Aurunci. Narra la historia, vinculada a un antiguo cuento popular, que la estatua se situó originalmente en una cueva a lo largo de la costa de Gianola (fracción de Formia). Sin embargo, allí el santo parecía ofendido por el lenguaje no cristiano de los marineros de la época.

Posteriormente se decidió que el santo se trasladaría al territorio de Spigno Saturnia. Incluso desde la nueva posición, a 1252 metros de altitud, en una pared rocosa frente al mar, seguía viendo a los blasfemos marineros, por lo que habría determinado mudarse de nuevo a los montes Auruncos, en una cavidad de la roca hacia el oeste (donde se puede ver a día de hoy).

San Miguel Arcángel
Interior de la ermita.

Cada año se realizan dos procesiones: una el último domingo de junio y otra el 29 de septiembre, la fiesta de San Miguel. En la primera fecha, los habitantes de Maranola llevan la estatua a la cima de la montaña para pedirle a San Miguel que proteja a sus rebaños. En septiembre, la estatua es llevada a la iglesia de la Santísima Anunciación.

Statua Redentore (Formia)
Estatua del Redentor.

Para llegar hasta la ermita se puede estacionar el vehículo llegando a Rifugio Pornito, sobre la ciudad de Maranola. Luego Hay un sendero de siete kilómetros de largo (aproximadamente una hora y media andando) hasta la ermita. Justo encima de la ermita se encuentra el pico del Redentor (1252 metros sobre el nivel del mar), coronado por la estatua de bronce del Redentor.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *