El pueblo abandonado de Escó, en España

Si bien el pueblo de Escó, en la Jacetania, provincia de Zaragoza (España) data oficialmente del siglo XII, distintas evidencias arqueológicas sugieren que la tierra de alrededor de la aldea fue habitada más o menos continuamente desde la Edad del Bronce.

Habiendo presenciado el ascenso y la caída del Imperio Romano, la conquista de los musulmanes, la unificación de España y la guerra de poder que presagiaba la Segunda Guerra Mundial, el pueblo de Escó fue finalmente abandonado debido a un acto de ingeniería civil.

Esco

Construido en el año 1.959, la presa de Yesa se construyó para crear un suministro de riego y agua potable que serviría para el área circundante. El embalse resultante inundó las tierras de cultivo de Escó (así como los pueblos cercanos de Ruesta y Tiermas), dejando a los habitantes con pobres perspectivas de futuro. Como resultado, el pueblo fue abandonado en 1.960.

Esco 1

Sin embargo, a diferencia de Ruesta y Tiermas, Escó no fue completamente abandonado. ¡¡En Escó llegaron a convivir cuatro personas!! Se trataba de un padre que vivía junto a sus tres hijos manteniendo rebaños de ovejas en las tierras de pastoreo que actualmente son accesibles en la parte alta del pueblo. Tras el fallecimiento del padre en 2.010, los hijos también abandonaron el pueblo.

Esco 3

Escó cuenta con 3 calles y aproximadamente 60 casas que cada día continúan decayendo y colapsando.

Esco 4

Además, hay que decir que la iglesia del pueblo de San Miguel sigue en pie. El edificio es de estilo románico tardío/gótico temprano y data probablemente de los siglos XII-XIII. Solo una parte del techo de la iglesia está derrumbado. Una escalera de piedra sólida que conduce a la parte superior de la torre del campanario está todavía en buen estado.

Esco

El pueblo puede ser visto claramente desde la N-240. Y si quieres acceder a él, ten en cuenta que el camino una vez que te aproximas está bloqueado para vehículos, por lo que habrá que hacerlo a pie.

Sobrevolando el pueblo abandonado de Escó














0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario