Escuela abandonada de Southwestern en Detroit

Habiendo sido el lugar de estudio para aproximadamente 1.600 estudiantes en el suroeste de Detroit (en el estado de Michigan, Estados Unidos), esta escuela secundaria se encuentra, a día de hoy, en un estado total de abandono, derrumbándose poco a poco.

En febrero de 2.002, el colegió envió una carta a los padres de cada alumno para hacerles saber que la escuela cerraría. Hasta entonces, la cantidad de estudiantes que asistían a Southwestern había disminuido cada año y, como las escuelas vecinas tienen vacantes y Southwestern High School estaba clasificada entre las de menor rendimiento en el estado, se tomó la decisión de cerrarla en julio de 2.012 junto con otras 15 escuelas.

Colegio abandonado

Así, el temor a la sobrepoblación y los conflictos en las otras escuelas que tuvieron que absorber a la población estudiantil provocaron protestas, aunque todo fue en vano, y la escuela de Southwestern se mantuvo firme en su cierre.

Escuela abandonada

Se contrató a una compañía de subastas para vender la mayor parte del equipo escolar restante en lugar de trasladarlo a otras escuelas o ponerlo en un depósito. Ordenadores, escritorios, sillas, instrumentos, herramientas y aparatos electrónicos fueron sacados a subasta con ofertas iniciales de tan solo un dólar. Una buena parte se vendió, pero a lo que no se le consiguió dar salida, se dejó en la escuela, lo que permitió al distrito ahorrar unos 85.000 dólares en costes de mudanzas.

Gimnasio abandonado de la escuela

A lo largo de los siguientes años, fueron varios los negocios que se intentaron crear en los terrenos de la abandonada escuela, pero ninguno llegó a buen puerto. Un negocio de confección y un centro comunitario no tuvieron éxito y la escuela permaneció abandonada.

Cafeteria abandonada

Los ladrones de metales se hicieron con todo el cableado, mientras que las tuberías fueron reventadas por los vándalos. Las autoridades de la ciudad acudían casi a diario a la abandonada escuela alertados por llamadas que denunciaban presencias indeseables.

Piscina abandonada

Hoy, la escuela de Southwestern, una vez bulliciosa, no es más que un esqueleto rígido de su antiguo ser. Sería más barato simplemente derribar el edificio que restaurarlo, pero nadie parece estar interesado en hacerlo. Southwestern High School continúa vacía y pudriéndose, esperando un renacimiento que, de momento, parece que no llegará pronto.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario