Colosal estatua de Mao Zedong, en China

Mao Zedong, el padre fundador de la República Popular de China, fue una figura controvertida. Sus teorías marxistas-leninistas, estrategias militares e ideas comunistas, especialmente su campaña “Gran Salto Adelante”, donde intentó transformar rápidamente la economía de China de una economía agraria a una industrial, dieron lugar a una hambruna generalizada que resultó en la muerte de un estimado de 45 millones de personas. A través del hambre, trabajos forzados y ejecuciones, Mao acabó con la vida de un total de 70 millones de chinos durante su 27 años de mandato como presidente del Partido Comunista de China.

Pero en la China continental, Mao sigue siendo venerado por muchos simpatizantes del Partido Comunista y respetado por la mayoría de la población en general, para traer la unidad y la estabilidad en el país, y para sentar las bases que lleven a China convertirse en la primera potencia mundial. En sus corazones, Mao Zedong representa la encarnación de la equidad y la justicia. Es un hecho que durante su gobierno, la condición de la mujer se levantó, la educación y la salud mejoró, y la esperanza de vida aumentó. No es de extrañar entonces, que su retrato todavía quede presente a lo largo de la Plaza Tiananmen de Pekín, y que su cara todavía aparezca en los billetes. Hay incluso un busto gigante de un joven Mao Zedong en Orange Isle, en Hunan.

El mes pasado, un rico hombre de negocios en una remota aldea del condado de Tongxu, en la provincia central china de Henan, decidió erigir una estatua gigantesca de este gran líder en una finca privada.

Las fotos de la estatua de 36 metros de altura, que representa al Presidente Mao sentado en una silla con las manos cruzadas sobre su regazo, ya se comparte de forma masiva a través de Internet en los últimos días. La estatua está hecha de acero y hormigón, y pintada con color dorado. La construcción de la estatua habría costado un aproximado de 3 millones de yuanes (alrededor de 460.000 dólares).

La estatua ha atraído elogios y críticas en China, principalmente en las redes sociales. Algunos usuarios la calificaron de vergüenza, mientras que otros argumentaron que el dinero podría haber sido mejor utilizado para aliviar un poco la pobreza.

Irónicamente, la estatua se encuentra en una provincia que sigue siendo una de las regiones más pobres de China, y una de las zonas más afectadas por la hambruna iniciada por el propio Mao Zedong.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario