Un vistazo al faro de Bengtskär y su historia de guerra, en Finlandia

El faro más alto de los países nórdicos también fue el escenario de una sangrienta batalla de la Segunda Guerra Mundial.

Innumerables naufragios ocurrieron en el archipiélago occidental de Finlandia durante finales del siglo XIX y principios del XX. El día de Año Nuevo de 1905, un barco de vapor recién construido se convirtió en el último barco en sucumbir a aquellas aguas poco profundas.

En 1906, la construcción de un faro para facilitar los viajes a lo largo de la ruta comercial comenzó a toda prisa en la isla de Bengtskär. En apenas nueve meses, el faro se erigió y se compuso de granito y ladrillos. Se encendió por primera vez el 19 de diciembre de 1906. Los trabajadores y sus familias, que permanecieron en la zona, mantuvieron el faro y trabajaron por turnos manejando la luz y las sirenas en días de niebla.

La historia posterior del faro y la isla en la que se encuentra, fue terrible…

Bengtskär Lighthouse

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, Finlandia se vio obligada a defender Bengtskär. La ubicación de esta isla no solo sirvió bien para guiar a los barcos a través del laberinto de islas gracias a su faro, sino que también fue una importante posición para salvaguardarse de los ataques a través del Golfo de Finlandia. Su importancia llevó a Rusia a lanzar una invasión de la isla.

Bengtskär lighthouse

Aproximadamente 35 soldados finlandeses estuvieron apostados en la isla. Cuando comenzó la invasión, el operador de radio de la isla pidió apoyo. En cuestión de minutos, el equipo de artillería costera comenzó a disparar. En cuestión de horas, los barcos y aviones de la armada convergieron en Bengtskär. Cuando terminó la batalla, los finlandeses habían asegurado la isla.

Al día siguiente, las fuerzas soviéticas bombardearon el faro.

Lighthouse light

Cuando todo estuvo hecho, la Unión Soviética se retiró de la región de Hanko y Finlandia recuperó el control de sus tierras y aguas. Aproximadamente 32 soldados finlandeses y 60 soldados rusos perdieron la vida en la breve batalla de Bengtskär.

Kemiönsaari, Finland, 2007

Después de la guerra, el faro se dejó en su mayor parte abandonado y deteriorándose. Los esfuerzos de restauración no comenzaron hasta 1992. Se necesitaron tres años para renovar la estructura. En 1995, la isla abrió como museo al faro y su historia de guerra.

Bengtskär lighthouse

Los viejos apartamentos en los que vivían los fareros y sus familias se han convertido en habitaciones de hotel.

Faro Finlandia

Las profundas aberturas de las ventanas que corren a lo largo de la escalera de acero en espiral contienen pequeñas exhibiciones y artefactos que rinden homenaje al dramático pasado de la isla. Todavía se puede explorar un búnker militar y otras reliquias de guerra en la isla.

Bengtskär

En los meses de verano, los barcos para visitar Bengtskär salen desde la isla de Kasnäs. Si se quiere explorar el antiguo búnker militar de la isla, se recomienda llevar una linterna. El uso de drones en la isla debe contar con la aprobación previa para que no entre en conflicto con el helipuerto de Bengtskär.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *