Filarmónica del Elba en Hamburgo

Hace exactamente un año, el 11 de enero de 2017, se inauguró una nueva sala de conciertos llamada “Filarmónica del Elba” (Elbphilharmonie en alemán) en Hamburgo, Alemania.

Al igual que un barco en dique seco, la nueva construcción vidriosa se asemeja a una vela izada y se encuentra sobre un antiguo almacén de ladrillos, rodeado en tres lados por el agua del histórico puerto de Hamburgo. Desde la primera presentación pública, la Filarmónica del Elba ha ganado gran reconocimientos en círculos culturales debido a su arquitectura icónica así como por su brillante acústica y claridad de sonido.

El antiguo almacén sobre el que se asienta el moderno edificio fue una vez el almacén más grande del puerto y el único en el que los barcos podían atracar directamente. El almacén, llamado Kaiserspeicher, fue construido en 1.875, pero fue destruido en la Segunda Guerra Mundial. En 1.963, las ruinas fueron voladas y se construyó un nuevo almacén en su lugar. Fue renombrado Kaispeicher. Hasta la década de 1.990, Kaispeicher se utilizó para almacenar cacao, tabaco y té.

Con el aumento del tráfico de contenedores, Kaispeicher perdió su importancia y finalmente fue abandonado. A principios de la década del 2.000, la ciudad de Hamburgo emprendió un proyecto de remodelación de miles de millones de euros en el puerto de Hamburgo, convirtiendo edificios de ladrillo del siglo XIX en espacios residenciales, de oficinas y comerciales. Los arquitectos suizos Herzog & de Meuron fueron contratados para diseñar una nueva sala de conciertos sobre el antigua Kaispeicher. Después de diez años de desarrollo y más de 850 millones de euros más tarde, se inauguró oficialmente Elbphilharmonie.

La fachada de la Filarmónica del Elba está compuesta por un millar de ventanas de vidrio curvadas. El techo es ondulado y se eleva desde el extremo este hasta su altura total de 108 metros. Una escalera mecánica curva desde la entrada principal en el lado este conecta la planta baja con una plataforma de observación, la Plaza, en el piso 8, la parte superior de la sección de ladrillo. La Plaza, que es accesible a cualquier tipo de público, ofrece una vista panorámica de Hamburgo y del Elba.

La Filarmónica del Elba tiene tres salas de conciertos. La Gran Sala de Conciertos puede acomodar a 2.100 visitantes. En esta sala los artistas se encuentran en el centro, rodeados por el público, siendo una forma que permite a grandes audiencias sentirse más cerca de los artistas intérpretes. La acústica de la sala fue diseñada por el reconocido especialista en acústica Yasuhisa Toyota, quien instaló unas 10.000 placas de yeso en forma de microesferas individuales para dispersar las ondas de sonido.

También hay una sala de recitales destinada a la realización de recitales, música de cámara y conciertos de jazz; puede tener una audiencia de hasta 550 personas. Además, existe la sala Kaistudio, pudiendo albergar 170 personas y estando destinada a servir actividades educativas.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario