27 septiembre, 2022

Fortaleza de Râșnov, en Rumanía

Râșnov (Rumania) es una pequeña ciudad en la frontera entre dos regiones históricas, Valaquia y Transilvania, a 15 kilómetros de la ciudad de Brasov y a 10 kilómetros de la legendaria residencia del conde Drácula, el castillo de Bran.

Râșnov, que fue fundada en el siglo XIII, cuenta con una población de aproximadamente 16.000 habitantes. Los orígenes de la ciudad estuvieron dados por la construcción de una fortaleza en lo alto de un cerro, en torno al cual se formó un asentamiento.

La fortaleza, que fue erigida por los caballeros de la Orden Teutónica, puede definirse con seguridad como «fortaleza campesina«: los teutones la construyeron específicamente para los plebeyos, para que pudieran refugiarse en la fortaleza durante largos asedios.

Rasnov Rumania
Fortaleza de Râșnov, en Rumanía.

Por cierto, la fortaleza de Râșnov se levantó en una ubicación tan estratégica que fue capturada solo una vez, alrededor de 1600 por el príncipe de Transilvania Gabriel Báthory. Un intento de devolver la fortaleza de la misma manera que fue capturada fracasó y los lugareños se vieron obligados a pagar un gran rescate al príncipe Bathory para devolver la fortaleza.

Más tarde fue asediada nuevamente, a finales del siglo XVII, pero no fue capturada. Posteriormente la fortaleza prosperó y creció un asentamiento a su alrededor, que finalmente se convirtió en la ciudad de Râșnov.

La fortaleza en sí no es demasiado grande: detrás de sus muros con torres de vigilancia hay unas 30 casas, una iglesia, una escuela y otros edificios más propios de un pueblo «corriente» que de una ciudadela fortificada. Los muros de la fortaleza, de 5 metros de altura, tienen forma de polígono y están coronados por imponentes torres. También hay baluartes en ruinas, así como un puente levadizo que cruza el foso.

Rasnov fortaleza
Vista aérea de la fortaleza de Râșnov.

En el centro del territorio de la ciudadela hay un pozo: se trata del pozo más profundo de Transilvania (147 metros).

Una leyenda asombrosa está asociada con el pozo. Durante un largo asedio de las tropas turcas (según otras fuentes, por parte de Gabriel Bathory), los habitantes de la fortaleza empezaron a quedarse sin agua. Dos cautivos turcos, capturados por la gente del pueblo, se vieron obligados a cavar un pozo en el centro de la fortaleza. Cuando obtuviesen agua, se les perdonaría vida.

Pero, probablemente, los turcos realmente no creyeron en tales promesas y, por lo tanto, cavaron el pozo durante 17 años para salvaguardar sus vidas durante todos aquellos años. Finalmente fueron condenados a muerte.

Hoy en día, los guías locales relatan a los turistas que en las paredes del pozo se pueden encontrar oraciones del Corán escritas por cautivos turcos.

Rasnov
Fortaleza de Râșnov.

En una de las torres de vigilancia, la más alta de la fortaleza, hay una plataforma de observación, desde donde se abre una vista impresionante de Râșnov y sus alrededores.

Llegar a Râșnov es fácil: se puede hacer en tren desde Brasov a Zărnești, sale cada dos horas, o en autobús, cada media hora. También se puede llegar en taxi desde Brasov: costará alrededor de 50-60 RON.

La forma más conveniente de visitar la fortaleza de Râșnov es como parte de un recorrido grupal, pues la persona que ejerza de guía contará episodios y anécdotas interesantes sobre su historia. En verano, la fortaleza está abierta al público en horario de 9:00 a 19:00 horas, y en invierno de 9:00 a 17:00 horas.

Lo más recomendable es visitar la fortaleza de Râșnov en junio o principios de septiembre; en este momento se celebran festivales al estilo de la Edad Media. Para un adulto, la entrada es de 14 RON y para un niño de 6 RON.

Fortaleza de Râșnov desde el aire


Por cierto, además de los históricos, Râșnov también alberga eventos bastante modernos, como festivales de rock y de cine.









Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.