Grutas de Longmen, en Luoyang, China

Las Grutas de Longmen son una serie de templos rupestres budistas tallados en la orilla del río Yi, al sur de la ciudad de Luoyang, en la provincia de Henan, en China. El sitio incluye 1.350 cuevas y 40 pagodas llenas de estatuas de todas las formas y tamaños que llegan a alcanzar hasta los 17 metros de altura. Hay más de 10.000 estatuas talladas en los acantilados de piedra caliza dura. A lo largo de 1 kilómetro a ambas orillas del rió, estas cuevas representan uno de los mejores ejemplos de arte budista chino.

Las grutas de Longmen se encuentran a 12 kilómetros al sur de la histórica ciudad china de Luoyang. Aquí se encuentran las dos colinas que flanquean el río Yi, donde la piedra caliza es fácilmente tallada para producir estas maravillas que podemos ver a día de hoy.

La construcción de las grutas de Longmen comenzó en el año 439, durante el reinado del emperador Xiaowen y continuó a través de las seis sucesivas dinastías, incluyendo Tang y Song, por una duración de más de 400 años. El período más intenso de la talla data de finales del siglo quinto hasta mediados del siglo octavo. Aproximadamente un tercio de estas esculturas rupestres fueron talladas durante la dinastía Wei del Norte y dos tercios durante la dinastía Tang. El estilo de la escultura, el diseño de la ropa y la expresión fácil de las estatuas, así como los métodos de talla, muestran una clara progresión en el estilo sobre el medio mileno representado en las cuevas. Las primeras cuevas que se hicieron tienen forma de círculos, estatuas sencillas y modelado formal de los hombres santos budistas, mientras que las que se hicieron durante la dinastía Tang son más complejas, con estatuas más grandes, e incorporan a las mujeres entre sus esculturas.

La más antigua y más grande de las Cuevas de Longmen es Guyangdong, situada en el centro de la colina occidental. Por otro lado, la cueva mejor conservada de todas es Huangfugong, ubicada también en la colina occidental. También merece destacada mención Fengxiansi Cave, una cueva que contiene nueve estatuas colosales dominadas por el Buda Vairocana, con características de rechoncho y una expresión compasiva.

Las cuevas han sufrido a lo largo de los años vandalismo y saqueos significativos, comenzando con el movimiento anti-budista del siglo noveno. La destrucción continuó a manos delos occidentales en los siglos 19 y 20, lo que resultó en que muchas estatuas terminaron en instituciones del extranjero, como en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, el Museo de Atkinson en Kansas City o en el Museo Nacional de Tokio. Durante la Revolución Cultural, las cuevas fueron atacadas por los guardias rojos, quienes destruyeron y decapitaron muchas de las estatuas.

Hoy en día, las Grutas de Longmen son un sitio protegido. En el año 2.000, fueron inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario