Herculano, el vecino olvidado de Pompeya

A finales de agosto del año 79, durante 3 días, el Monte Vesubio entró en erupción, cubriendo de cenizas ciudades, villas y granjas de los alrededores del volcán. Una de las más famosas víctimas de la erupción fue la ciudad de Pompeya, conocida por sus ricos habitantes y casas cuidadosamente decoradas.

Vesuvius
Volcán, a día de hoy activo, del Monte Vesubio.

La otra gran víctima del volcán fue Herculano, una localidad costera igualmente rica, pero más pequeña y menos llamativa. Pompeya, “glamorizada” con sus bares, burdeles y anfiteatro, eclipsó a Herculano y a muchas otras ciudades que corrieron la misma suerte tras la erupción. A Herculano, en particular, vale la pena hacer una visita, ya que sus ruinas se conservan mucho mejor que las de Pompeya.


Ruinas de Herculano. En la imagen se puede observar la profundidad a la que estaba enterrada la ciudad. Estas casas llegaron a estar alineadas en la antigua orilla del mar.

Herculano se encuentra más cerca que Pompeya del cráter del Vesubio. A pesar de esto, Herculano escapó del ataque inicial de lluvia de piroclastos, ya que se encontraba en la dirección opuesta a la que el viento soplaba. Así, mientras que el viento llevaba la nube mortal de gas y ceniza hacia la vecina ciudad de Pompeya, donde lentamente perecían sus sofocados ciudadanos, muchos de los habitantes de Herculano pudieron recoger sus pertenencias y huir a tiempo.

La noche siguiente, el Vesubio desató su furia sobre la ciudad, en su mayoría ya evacuada, de Herculano. Una sucesión de seis flujos y oleadas piroclásticas enterraron los edificios de la ciudad, derribando paredes, arrancando columnas y otros objetos de gran tamaño. Otras áreas fueron simplemente engullidas por las cenizas y gases calientes. Estas áreas tenían las estructuras mejor conservadas.

Cuando Herculano fue excavado parcialmente en el siglo XVIII, los arqueólogos descubrieron edificios intactos, muebles de madera y materia orgánica carbonizada, como fruta, pan, e incluso residuos de alcantarillado. También desenterraron unos 300 esqueletos que confirmaron que la ciudad no fue evacuada por completo como se pensó inicialmente. A diferencia de Pompeya, la mayor parte de la ciudad de Herculano aún no se ha excavado.

Herculano es mucho más fácil de explorar que Pompeya porque es más pequeño en tamaño y hay muchos menos turistas. El edificio más notable en Herculano es una exclusiva villa llamada la “Villa de los Papiro”. La villa se cree que perteneció a Lucio Calpurnio Pisón Cesonino, suegro de Julio Cesar, aunque las investigaciones posteriores arrojaron algunas dudas sobre la identidad del propietario de la villa. La villa se extiende hacia el mar en cuatro terrazas y tiene una gran biblioteca, la única que ha sobrevivido intacta desde la antigüedad.


Mapa que muestra las ciudades y pueblos afectados por la erupción del Vesubio en el año 79. La forma de la caída de cenizas se muestra por el área oscura al sureste del Vesubio.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario