HMS Porcupine, un buque de guerra convertido en dos

El 20 de octubre 1939, la Marina Real británica ordenó a Vickers-Armstrong la construcción de un nuevo destructor de clase «P» en el río Tyne. Aquel destructor se bautizaría como HMS Porcupine (que se traduce como HMS Puercoespín). El barco fue entregado el 10 de junio de 1.941, pero no fue hasta el verano de 1.942 cuando fue puesto en servicio activo.

El 9 de diciembre de 1.942, el HMS Porcupine escoltaba al barco HMS Maidstone desde Gibraltar a Argel cuando se encontró con un submarino alemán al noreste de Orán (Argelia). El submarino disparó cuatro torpedos al HMS Maidstone y falló, pero uno golpeó al HMS Porcupine y poco le faltó para partir el barco por la mitad.


Popa del HMS Porcupine, más tarde comisionado como HMS Pine, siendo remolcado a Portsmouth.

El aquel momento, el HMS Porcupine contaba con una tripulación de 11 integrantes, de los cuales 7 perdieron la vida en el ataque. Sin embargo, por algún milagro, el torpedo del submarino alemán no llegó a causar todo el daño que tenía previsto. El proyectil perdió algunos de sus componentes vitales y quedó a flote. El destructor, gravemente dañado, fue remolcado a la ciudad portuaria de Orán, donde un examen concluyó que el barco no era reparable.


«HMS Pork», la mitad delantera del HMS Porcupine.

Posteriormente, los trabajadores del muelle partieron la embarcación en dos, la despojaron de su armamento, montajes… remendaron los agujeros y remolcaron ambas mitades como naves individuales a Portsmouth, donde fueron rebautizadas, en «típico humor británico», como HMS Pork (el extremo de proa) y HMS Pine (la parte de la popa). En Portsmouth, ambos barcos fueron reconfigurados y, dos años después, se reutilizaron como embarcaciones de licitación para instalaciones en tierra. Finalmente se desecharon en 1.947.










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *