El hotel japonés gestionado por robots

En los últimos tiempos, se está hablando mucho acerca de cómo los robots están reemplazado a los seres humanos en todas las industrias en los países desarrollados. De acuerdo con un estudio reciente llevado a cabo conjuntamente por los economistas del MIT y de la Universidad de Boston, un robot puede hacer el trabajo de hasta seis personas, pudiendo reducir los salarios hasta en tres cuartas partes del total

El estudio también informó que hasta 670.000 estadounidenses perdieron sus puestos de trabajo en favor de robots industriales entre 1.990 y 2.007. Otro estudio arrojó el dato de que hasta 10 millones de trabajadores del Reino Unido podrían ser reemplazados por robots en los próximos 15 años.

Mientras que la mecanización de las industrias es “necesaria” para aumentar la eficiencia y reducir los costes en los próximos años, los robots en Japón ya son una auténtica realidad del día a día. Henn-na Hotel, cerca de Nagasaki, es un buen ejemplo. Se anuncia como “el primer hotel con personal robótico” en el mundo. Desde el recepcionista hasta el botones, pasando por el conserje… todos son robots.

En la recepción de este hotel se pueden encontrar a tres robots humanoides: una chica, un dinosaurio robótico de aspecto amenazador vestido con pajarita y un pequeño androide. Los robots multilingües dan indicaciones a los clientes de cómo encontrar sus habitaciones cuando lleguen.

Un portero robot de Henn-na Hotel maneja el equipaje y los lleva directamente a los dormitorios, mientras que en el guardarropa, un brazo robótico almacena el equipaje de sus huéspedes.

Para abrir las puertas de las habitaciones no hay llaves. En su lugar, se usa un método de reconocimiento facial. Dentro de la habitación, un pequeño robot en forma de tulipán se ubica sobre la mesita de noche y acompaña a los huéspedes durante la duración de su estancia. El robot puede encender las luces o apagarlas, encontrar la previsión del tiempo y programar alarmas, entre otros.

Sin embargo, Monisha Rajesh, quien visitó este robótico hotel, escribió en theguardian.com su opinión sobre la estancia, dejando bien claro que aún quedaba mucho por mejorar y que la intervención humana era imprescindible. Decía:

Llegué a las 14:55. Todo estaba tranquilo. Detrás de la recepción había robot inmóvil pero con aspecto realista de mujer con una chaqueta color crema y una sonrisa. Tenía un cartel que decía "solo en japonés", por lo que me acerqué a otro robot, éste diseñado, extrañamente, para parecerse a un velociraptor y luciendo una pajarita y un sombrero de botones. Yo dije "Hola". El robot saludó con la mano y se quedó mirando más allá de mí, con los brazos extendidos, pero sin moverse.

“Me gustaría hacer el check in por favor”, le grité, preguntándome si los robots eran activados por voz. Se abrió una puerta a la derecha y apareció un ser humano real con camisa negra. "El registro se realiza a las 15:00", dijo, y volvió a su habitación.

A las 15:00 el velociraptor se activó y dijo "Bienvenido al hotel Henn-na. Si desea hacer el check in, pulse uno". Comencé a tocar la pantalla, pero el hombre de negro apareció de nuevo y preguntó por mi pasaporte, dejando al robot en un estado de inercia. ¡Que decepcionante!

El propietario del hotel, Hideo Sawada, afirma que tiene “el hotel más eficiente del mundo gracias a la reducción de mano de obra y de que el 90% de la plantilla sea robótica“.

Henn-na también diseñó su hotel para ser uno de los más amigables con el medio ambiente. Todas las habitaciones están equipadas con un sistema de enfriamiento radiante en lugar de aires acondicionados estándar. Por otro lado, el plan de distribución de los edificios optimiza el flujo de aire, mientas que distintos paneles solares se utilizan para producir energía.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario