Hoteles abandonados de Kupari en Croacia

Siendo exhibido en una pared en una de las entradas a Dubrovnik, en la hermosa costa dálmata de Croacia, hay un mapa que muestra la magnitud del daño sufrido por la ciudad durante la Guerra de Independencia de Croacia (1.991-1.995). Los triángulos negros denotan techos dañados, los cuadros rojos, incendios, y los puntos negros, impactos directos de artillería.

El daño se ha reparado hoy en día, pero desde puntos altos alrededor de la ciudad se puede ver claramente dónde cayeron las bombas hace no mucho tiempo. Mientras Dubrovnik se recuperaba, el recuerdo del conflicto perdura en otros lugares, y en ningún otro lugar es tan visible como en Kupari, ubicado a solo 10 kilómetros al este del centro de Dubrovnik.

Kupari fue una vez un complejo turístico de gran popularidad. Este pueblo de vacaciones se abrió por primera vez a los turistas en el año 1.919 cuando un inversor checo construyó el “Grand Hotel” en su costa. En aquellos días, Croacia formaba parte del recién formado Reino de Yugoslavia, que se había separado de Austria-Hungría después del final de la Primera Guerra Mundial. Las paredes de ladrillo estucado, los pilares estriados y los remolinos neoclásicos del Grand Hotel son un recordatorio de la conexión austro-húngara de Croacia.

En la década de 1.960, Josip Broz Tito, el comandante militar supremo del país, decidió que Kupari era el lugar perfecto para enviar a sus oficiales del ejército de vacaciones. Durante las siguientes dos décadas, se construyeron cinco hoteles más con 2.000 camas para los oficiales y sus familias. Cerca, a la vuelta del promontorio, se construyó un campamento con tres hoteles adicionales, villas y casas residenciales. En total, los hoteles y villas de Kupari llegaron a acomodar hasta 4.500 huéspedes.

Todos los hoteles estaban situados cerca de la línea de flotación, envueltos en una vegetación típica mediterránea y con acceso directo a la playa. El campamento, situado a poca distancia de los hoteles, contenía el edificio de la administración, una clínica y otras estructuras auxiliares. Más lejos de los hoteles, al final de un paseo marítimo, se situaron los edificios residenciales y villas, además de una estructura subterránea donde se reunían altos funcionarios del gobierno.

Kupari, Croatia

Más tarde, en 1.991, la Guerra de Independencia de Croacia estalló. En aquel verano, el Ejército Popular Yugoslavo (JNA) se trasladó a Dubrovnik y comenzó a bombardear la histórica ciudad. El JNA había conquistado prácticamente todas las penínsulas en la costa del mar Adriático, con la excepción de la propia Dubrovnik. Durante los meses y años que siguieron, Dubrovnik y Kupari fueron objeto de fuertes bombardeos y fuego de artillería, cuyas cicatrices permanecen visibles hasta el día de hoy en Kupari.

Kupari, Croatia

El Grand Hotel de Kupari fue devorado en llamas, mientras que el Pelegrin, fue atacado directamente varias veces y su interior fue devastado cuando fue usado para alojamiento temporal por los militares del ejército croata. Después de hacerse con Kupari, el JNA saqueó los hoteles que quedaron en pie y se llevaron cualquier cosa que tuviese valor.

Kupari, Croatia

Después de la Guerra de la Independencia, Dubrovnik fue reconstruida pero el pueblo de Kupari quedó marcado por las bombas, roto y permanentemente cerrado.

Kupari, Croatia

El año pasado, la antigua localidad turística militar fue alquilada para una fiesta privada. Ahora, según The Dubrovnik Times, todos los hoteles existentes en Kupari serán destruidos para dar paso a un nuevo complejo de cinco estrellas.

Kupari, Croatia

Kupari

Kupari, Croatia













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario