Iglesias de Paz, el desafío al santo emperador romano

En las ciudades de Jawor y Świdnica, situadas en la región de Baja Silesia, con capital en Wrocław (Breslavia) en Polonia, se encuentran dos magníficas iglesias con entramado de madera. El santo emperador romano que ordenó que se construyeran nunca esperó verlas terminadas.

De hecho, en un principio no quiso que se construyeran ya que eran iglesias protestantes. Sin embargo, a pesar de todas las trabas y bajo tremendas restricciones políticas y físicas, los protestantes mostraron un ingenio extraordinario, logrando completar tres iglesias de tal escala y complejidad que eran desconocidas en la arquitectura de madera europea en aquel entonces. Hasta la fecha son las iglesias de madera más grandes del mundo.


Iglesia de la Paz en Świdnica.

Durante gran parte de la historia moderna temprana, Europa participó en sangrientas guerras religiosas que se libraron entre los católicos romanos y los protestantes. La mayoría de estas guerras terminaron con la paz de Westfalia en 1.648, lo que le dio a cada gobernante el derecho de determinar la religión de su propio estado. Los términos del tratado también requerían que el gobernante ejercitase la tolerancia hacia otras religiones minoritarias, permitiendo a sus seguidores practicar su fe libremente.

En ese momento, Silesia tenía un gran número de seguidores luteranos, y de acuerdo con el principio de cuius regio, eius religio, respaldado por la Paz de Westfalia, autorizaba al gobernante a imponer su propia religión a los que él o ella gobernase, el Santo Romano. El emperador Fernando III, que era un ferviente católico, abolió la iglesia luterana, privando así a sus seguidores del derecho a practicar su fe. Fue solo a través de la intervención diplomática sueca cuando Fernando III a regañadientes dio el permiso a los habitantes del pueblo para construir tres iglesias.


Ratificación del Tratado de Münster, 15 de mayo de 1.648, del pintor holandés Gerard ter Borch (1.617-1.681).

Para asegurarse de que las iglesias nunca se construyesen para durar mucho en pie, el Emperador estableció ciertas condiciones que eran difíciles de cumplir. Las iglesias tenían que estar construidas exclusivamente con materiales perecederos, como madera, paja y arcilla, sin clavos, y su construcción debía completarse en un año. Estas restricciones, junto con la necesidad de proporcionar un espacio adecuado para la gran comunidad protestante, obligaron al arquitecto, Albrecht von Sabisch, un destacado constructor y diseñador de fortificaciones, a implementar una solución arquitectónica y de construcción pionera. Utilizando materiales y tecnologías tradicionales, el arquitecto creó un conjunto de edificios que «representaban el pináculo de la tecnología de construcción de estructuras de madera«.


Interior de la Iglesia de la Paz magníficamente decorada en Świdnica.

«Las iglesias de la paz se encuentran entre los ejemplos más recientes de una arquitectura que combina la construcción de postes y vigas. El marco estructural y los rieles de conexión horizontales se refuerzan por medio de puntales cruzados diagonalmente, que se insertan en los postes de una manera que hace imposible el cambio del marco», escribe la UNESCO (Churches of Peace (Poland) No 1054).


Histórica Iglesia de la Paz en Jawor.

A pesar de la impermanencia de los materiales utilizados, estas iglesias, con la excepción de una, siguen en pie más de 350 años después.


Iglesia de la Paz en Glogów, destruida en 1.654.

La primera Iglesia de la Paz, llamada así por la Paz de Westfalia, fue construida en Glogów en 1.651, pero fue destruida por una violenta tormenta en 1.654. Se construyó una nueva iglesia el año siguiente, pero por desgracia también se incendió en 1.758. Por su parte, la Iglesia La paz de Jawor se construyó entre 1.654-1.655, y la de Świdnica entre 1.656-1.657.













Fecha de publicación: 8 junio, 2019

0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario