Faisanes, una isla compartida entre España y Francia

¿Por qué Francia y España comparten una isla desierta? Cada seis meses, ambos países se transfieren entre sí 1.500 metros cuadrados de territorio. Además, lo han estado haciendo de forma completamente voluntaria durante varios siglos.

En medio del río Bidasoa, no lejos de su desembocadura en la bahía de Chingudi, se encuentra la isla de los Faisanes.

La isla está deshabitada, sin embargo, siempre está bien cuidada y en el centro hay un monumento erigido durante el reinado de Isabel II y Napoleón III, en 1856, para conmemorar un famoso acontecimiento histórico.

isla faisanes
Vista satelital de la isla de los Faisanes. Imagen: Google Maps.

En la pequeña isla de los Faisanes fueron varios los acontecimientos de gran importancia que se produjeron a lo largo de la historia.

Ya en 1659, en ese momento siendo la isla un territorio neutral, sirvió como lugar de reunión entre el Cardenal Mazarino, por parte de Francia, y Méndez de Haro, en representación de España, para establecer los términos de paz entre ambos países tras 24 conferencias. El objetivo fue poner fin a los conflictos que se llevaban produciendo desde 1635 durante la guerra de los Treinta Años.

Como resultado, el 7 de noviembre de 1659 se firmó el Tratado de los Pirineos en la isla de los Faisanes, que puso fin a todas las hostilidades entre ambas naciones.

Irun
Isla de los Faisanes.

Años más tarde, en 1856, tras el acuerdo del Tratado de Bayona, se determinó el futuro de la isla, que resultó ser muy inusual.

Según el Tratado de Bayona, se establecieron las fronteras entre estados, se estipuló la transferencia de territorios y, adicionalmente, se determinaron los propietarios de la isla de los Faisanes.

El establecimiento de los propietarios de la isla es algo que se hizo para poner fin a los conflictos que se venían produciendo desde hace siglos entre pescadores españoles y franceses, quienes faenaban en ambas riberas del río. Aunque, más bien, los propietarios no fueron nombrados. Según el acuerdo, España y Francia se dividirían la isla entre ellos.

Pero como no había nada especial que dividir (el área de la isla es bastante pequeña), se llegó al siguiente acuerdo:

El control de la isla se transferiría sucesivamente de un país a otro. Así, durante seis meses, del 1 de febrero al 31 de julio, la isla sería propiedad de España, y durante los siguientes seis meses pasaría a manos de Francia.

Un caso totalmente único y que supuso que la isla se convirtiese en el condominio más pequeño del mundo

monumento isla faisanes
Monumento en la isla de los Faisanes, establecido en 1856. En este monolito se encuentran dos inscripciones: una de ellas, en francés, se orienta hacia Francia, y la otra en castellano, hacia España. Las inscripciones conmemoran la firma del tratado de Bayona en 1856.

Cada año, representantes de las autoridades de los dos países se reúnen en la isla de los Faisanes para transferir los documentos de propiedad. Oficialmente, los órganos de gobierno españoles y franceses se turnan como gobernadores de la isla. Sin embargo, en realidad, el territorio está cuidado por las alcaldías de los municipios establecidos a ambos lados de la isla: Irún y Hendaya.

Oficialmente, el acceso a la isla para los turistas está cerrado, sin embargo son muchos los que llegan hasta ella y acaban siendo expulsados por las autoridades de un país y del otro.

Por desagracia, la isla de los Faisanes se destruye gradualmente: durante los últimos dos siglos su tamaño ha disminuido significativamente.

Esto se debe principalmente a que el agua de deshielo de los Pirineos desemboca en el río Bidasoa y erosiona la costa de la isla. A su vez, ninguno de los estados que poseen alternativamente la isla invierte en el fortalecimiento de la isla.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *