Isla de la Gaiola: leyendas y un lugar maldito en Nápoles

Se cree que la pequeña y hermosa isla de la Gaiola es un lugar maldito.

En este lugar, aparentemente paradisíaco, casi todos sus antiguos habitantes perdieron la vida trágicamente, desaparecieron misteriosamente o tuvieron otros fracasos con las finanzas y la vida personal. En los últimos años se discute sobre si las historias de la isla son verdaderas o son únicamente historias fantásticas o algún tipo de estrategia de marketing para atraer turistas. Sin embargo, realmente ocurren sucesos extraños que confirman la opinión predominante sobre la maldición de la isla.

Historia de Isla de la Gaiola


Isoletta la Gaiola

Hoy en día Isla de la Gaiola está abandonada y muchos lugareños se niegan a estar cerca de ella por temor a experimentar la «Maldición Gaiola». En un pasado distante, la isla fue un lugar muy concurrido. La isla se encuentra a unos 30 metros de la costa de la ciudad italiana de Nápoles, en el golfo de Nápoles. De hecho, consta de dos pequeñas islas rocosas conectadas entre sí por un estrecho puente de piedra en forma de arco. Algunos estudiosos creen que fue construido como un puente como tal, mientras que otros creen que esta es la parte sobreviviente de un túnel o cueva artificial que fue tallada en la roca.

La Gaiola

Ahora la isla de Gayola pertenece a la región de Campania y se encuentra en el centro del parque submarino Gaiola, el cual conserva antiguas ruinas romanas y rara flora y fauna. La zona costera ha sido un destino popular desde la antigüedad. En la época romana, los aristócratas construyeron villas a lo largo de esta costa. En la actualidad en la isla de Gaiola se pueden encontrar las ruinas de un antiguo templo en honor a la diosa Venus, así como los restos de una antigua villa enterrada sus circundantes aguas cristalinas.

Leyendas de Isla de la Gaiola


Islet of Gaiola, Archaeological Park Pausyllipon, Napoli

Según la leyenda, en dos islotes, el poeta romano Virgilio «iluminó» a sus alumnos recitándoles encantadores versos. Es posible que lo hiciese desde el antiguo templo, en las pequeñas cuevas de la isla o en el puerto romano. Quizás el gran Virgilio recibió inspiración divina para sus versos inmortales deambulando por la isla de la Gaiola.

Tramonto alla Gaiola

Los días de gloria en la isla se limitaron a la antigüedad, ya que, según la creencia, desde principios del siglo XIX un aura de desgracia comenzó a envolver este lugar. Al principio, en la isla vivía un excéntrico ermitaño local conocido como el «Il Mago» (el mago). Vivió en aislamiento y solo tuvo raros encuentros con pescadores hasta que desapareció misteriosamente sin dejar rastro. Después de aquello, Luigi de Negri se convirtió en el nuevo residente. Construyó una magnífica villa residencial en uno de los islotes, que todavía está prácticamente intacta. Pero poco después, tuvo grandes problemas financieros y su imperio comercial de granjas piscícolas se derrumbó.

Villa Imperiale di Pausilypon e la Gaiola

En 1.911, el capitán Gaspare Albenga navegó en su barco alrededor de la isla y estuvo muy interesado en comprarla. Pero, desafortunadamente, durante el estudio de la isla, el barco se estrelló contra las piedras que la rodeaban y se hundió. Según algunas versiones de la historia, el cuerpo de Albenga y su barco nunca fueron encontrados.

The Gaiola's bridge, Gaiola, Italy

En la década de 1.920, la Isla de la Gaiola pasó a manos de un empresario suizo. Desgraciadamente, su cuerpo fue encontrado sin vida y envuelto en una alfombra en la villa de la isla. Poco después de su fallecimiento, su esposa fue encontrada ahogada a pocos metros. El siguiente propietario también murió, en esta ocasión de un ataque al corazón mientras visitaba la isla, mientras que otro propietario más murió en un hospital psiquiátrico de Suiza.

Villa Imperiale di Pausilypon e la Gaiola

La isla también perteneció al propietario de FIAT, Gianni Agnelli. Logró crear una marca de automóviles exitosa y mundialmente famosa, pero experimentó un gran sufrimiento personal a lo largo de su vida: su hijo se suicidó y su sobrino murió a la edad de 33 años de una forma rara y poco conocida de cáncer.

El multimillonario Jean Paul Getty fue la siguiente figura famosa asociada con la isla. En 1.973, la mafia de Calabria (Ndrangheta) secuestró a su nieto. Lo obligaron a pagar un rescate de 3 millones de dólares, cortando la oreja del niño y enviándola por correo.

IMG_4776

A día de hoy, se puede llegar fácilmente a la isla de la Gaiola en embarcación. Ofrece magníficas vistas panorámicas de los alrededores. La villa abandonada y varios caminos estrechos extrañamente silenciosos y misteriosos «hablan» del oscuro pasado de la isla. La villa se derrumba y se acerca lentamente al destino de las antiguas estructuras de la isla.

Villa Imperiale di Pausilypon e la Gaiola

Cuando se mira a la isla desde la parte continental, parece que un pequeño paraíso está en una búsqueda desesperada por sus antiguos días de gloria










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *