Isla fantasma de Hirta, en San Kilda

Aunque el archipiélago de San Kilda estuvo habitado durante más de 2.000 años, desde 1.930 permanece abandonado.

Cuando los últimos residentes de estas remotas islas del Reino Unido pidieron su evacuación a la parte continental, dejaron atrás un pueblo costero tradicional escocés que ahora yace en ruinas.

San Kilda es un pequeño archipiélago del Atlántico Norte, formado por cuatro islas, a unas 40 millas (64 kilómetros) al oeste de sus vecinos más cercanos, las Islas Hébridas Exteriores, en Escocia. Más allá de San Kilda, la siguiente tierra hacia el oeste es Labrador, en Canadá.

San Kilda
Archipiélago de San Kilda.

Como hogar de una de las colonias de frailecillos más grandes del mundo y de una pequeña instalación militar, este remoto puesto de avanzada fue la base de una comunidad próspera. La mayor parte de aquella población vivía en la aldea, hoy en ruinas, de la isla de Hirta.

Village Bay, Hirta, St. Kilda
Isla Hirta, en el archipiélago San Kilda, abandonada y en ruinas.

Las herramientas de piedra y la cantera de la Edad de Bronce encontradas en Mullach Sgar, una montaña en Hirta, sugieren que la isla fue habitada al menos durante dos milenios, si no más… La gente usaba botes pequeños para moverse entre las islas, así como el excedente de aves marinas en su beneficio (los frailecillos eran supuestamente un exquisito plato). Sin embargo, a principios del siglo XX se produjo una erosión gradual de los modos de vida tradicionales de los isleños, entre los que se incluían la cría de ovejas, el tejido y la pesca.

St Kilda

Barcos de vapor cargados de turistas que llegaron al archipiélago San Kilda, introdujeron a los isleños de habla gaélica no solo las influencias culturales del resto del Reino Unido, sino también enfermedades que antes no existían. Muchos jóvenes isleños emigraron, particularmente a Melbourne, en Australia, donde fundaron el suburbio de San Kilda. Además, una generación de hombres jóvenes se perdió en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, una guerra que afectó directamente a las islas, aunque brevemente, cuando un submarino alemán destruyó un faro naval y la iglesia. Después de la guerra, las tierras de cultivo contaminadas redujeron la población de las islas de 73 habitantes en 1.920 a 36 en 1.928.

Isla Hirta

En 1.930, después de la muerte de una joven por apendicitis y neumonía, que podría no haber resultado fatal en el continente, los isleños restantes pidieron de todo corazón que se los evacuase permanentemente a tierra firme. Sus vidas se habían vuelto insostenibles frente a la modernidad y la población disminuía rápidamente. La evacuación se llevó a cabo el 29 de agosto de ese mismo año, cuando un barco llamado Harebell llevó a los aldeanos supervivientes a sus nuevas casas en la parte continental de Escocia. Los aldeanos dejaron un plato de avena y una Biblia abierta en cada cabaña antes de abordar el barco. El último ex residente de San Kilda, que fue evacuado cuando tenía solo ocho años, murió en abril de 2.016.

St Kilda
Ovejas de Soay en la isla abandonada de Hirta.

Hoy en día, las islas son un sitio “doble” del Patrimonio Mundial de la UNESCO, por razones culturales y ecológicas debido a su historia humana y colonias de aves de importancia mundial. Las islas son propiedad de National Trust for Scotland, una organización benéfica. También son el hogar de una pequeña instalación militar del Reino Unido, una población de ovejas de Soay, de ovejas Boreray (la raza de ovejas más rara del Reino Unido) y una raza neolítica que ha continuado prosperando en las islas aisladas.

WW1 gun with St Kilda wren
Cañón oxidado de la antigua fortaleza.

WW1 naval gun, St Kilda village

Frailecillo

St Kilda fields

Cleits, St Kilda village

Hirta

The Street, St Kilda

Hirta, St Kilda

Hirta, St Kilda

Village Bay panorama, Hirta, St Kilda













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario