Sable: una isla maldita en movimiento en Nueva Escocia

isla sable

La asombrosa isla Sable se encuentra en el Océano Atlántico norte, frente a Halifax (Nueva Escocia, Canadá). Se considera uno de los lugares más peligrosos del mundo debido a sus propiedades únicas. Y el hecho es que está en constante movimiento.

Sable tiene 42 kilómetros de largo y aproximadamente 0,5 kilómetros de ancho en su punto más ancho. En cuanto a forma, toda la isla está curvada de modo que puede asemejarse a un sable.

vista satelital isla sable
Vista satelital de la isla Sable en Nueva Escocia, Canadá. Imagen: Google Maps.

El extremo occidental de la isla es arrastrado constantemente por poderosas olas. Pro esta razón, gran parte de la isla debería haber desaparecido por completo en menos de un año. Sin embargo, no solo no desaparece, sino que también se mueve en el océano de tal manera que es imposible entender dónde y cómo se mueve la arena nuevamente para la recuperación de la superficie.

Los investigadores han descubierto que durante los últimos dos siglos, la isla se ha «arrastrado» a través del océano casi 19 kilómetros. La velocidad promedio de avance de la isla es de aproximadamente 200 metros por año.

isla sable
Vista aérea de la isla Sable.

A lo largo de la historia de la isla, se han registrado en ella unos 350 naufragios. Según los cálculos de otros investigadores, esta cifra es mayor y podría llegar a los 500 naufragios. Muchos viajeros consideran que la isla está maldita.

Pero, de hecho, el motivo de los desastres de los barcos es la frecuente niebla cerca de la isla, una gran cantidad de bancos de arena y abundantes corrientes submarinas multidireccionales.

caballos isla sable
Caballos en la isla Sable.

Adicionalmente, la isla está repleta de caballos.

En el siglo XIX los caballos fueron llevados a la isla y utilizados para el transportes de los colonos. Pero con el tiempo, debido a la disminución en el número de residentes locales, los animales ya no fueron «necesarios» tal y como lo habían planeado siglos atrás.

El gobierno de Canadá decidió dejar a los animales en Sable. Desde entonces, han estado solos. Por el momento, su número alcanza los 550 ejemplares en la isla Sable.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.