¿Sabías que Islandia importa hielo de otros países?

El nombre de Islandia (tierra de hielo) puede que no sea un nombre totalmente apropiado. En realidad, el país es increíblemente verde, especialmente durante el verano, y solo un 10% de Islandia está cubierta de hielo permanentemente.

Esto se debe en gran parte al cálido océano del Atlántico norte, que mantiene el clima cálido en la isla y sus costas libres de hielo durante todo el invierno, a pesar de estar tan cerca del Ártico.

La leyenda dice que los colonos vikingos de Islandia eligieron un nombre tan malhumorado para mantener alejadas a las personas que buscan asentarse en nuevas tierras. Esperaban que la palabra «hielo» desalentara a las personas a venir aquí y descubrir que su isla era realmente verde y abundante. Pero eso es sólo un mito. La verdad es que Islandia tuvo muchos nombres en el pasado.


Paisaje típico islandés: cascadas y mucho verde.

Cuando los exploradores nórdicos desembarcaron por primera vez en Islandia, nevaba, por lo que llamó al país Snæland (tierra de nieve). Más tarde, cuando llegó el vikingo sueco Gardar Svavarsson, llamó a la isla Garðarshólmur («Isla de Garðar»). En el siglo noveno, un vikingo llamado Flóki Vilgerðarson fue en busca de Garðarshólmur. Cuando llegó allí, no estaba preparado para el invierno. Mientras esperaba la primavera, un día subió a una montaña y se desanimó al ver un fiordo lleno de icebergs. Fue una gran decepción para él, lo que le llevó a darle a la isla su nombre actual.


Lago glaciar Jökulsárlón en Islandia.

El hielo realmente no es tan abundante en Islandia como su nombre podría sugerir. Obviamente sí que existen icebergs flotantes y glaciares de los que teóricamente se podría extraer hielo (aunque seguramente atrayendo la ira de los ambientalistas). Sin embargo, en Islandia la producción de hielo es notoriamente cara.

Debido a su ubicación remota y clima desfavorable, como muchas islas del norte, Islandia depende en gran medida de las importaciones de muchos productos, incluidos el aceite, el trigo, las verduras y otros alimentos. Esto significa que las cosas son muy caras en Islandia y, por consiguiente, los islandeses disfrutan de algunos de los salarios más altos del mundo. Esto lleva a un alto coste de mano de obra y todo lo que se fabrica en Islandia eventualmente también resulta costoso. Es un círculo vicioso.

Resulta que el hielo importado de otros países es hasta un 40% más barato que el hielo producido en Islandia, a pesar del hecho de que la electricidad es increíblemente barata en Islandia debido a los abundantes recursos hidroeléctricos y geotérmicos del país. Así, Islandia importa toneladas de hielo de Noruega, Gran Bretaña e incluso Estados Unidos. Este hielo se vende a las tiendas de comestibles para mantener frescos los productos, como la carne y el pescado.

Casa solitaria Islandia
Una casa solitaria cerca del glaciar Eyjafjallajökull, en la costa sur de Islandia.

Si bien algunos podrían argumentar que el transporte de hielo entre países tiene un impacto perjudicial sobre el medio ambiente debido a todos los gases de efecto invernadero que emiten los buques, no hay que olvidar que Islandia ya cuenta con una gran cantidad de envíos entrantes por toda la variedad de cosas que el país no puede producir. Por lo tanto, tiene sentido utilizar este servicio de transporte existente para importar algo de hielo en lugar de intentar hacerlo en casa. De la misma manera también tiene más sentido económico utilizar su electricidad barata para un funcionamiento más intensivo en energía, como la fundición de aluminio. Una cuarta parte de toda la energía eléctrica producida en el país se destina a la producción de aluminio, situando al país en el lugar número once entre las naciones productoras de aluminio del mundo.

Islandia también disfruta del libre comercio entre las naciones europeas desde que se convirtió en miembro de la Asociación Europea de Libre Comercio en 1.970. Una gran cantidad de capital, mano de obra, bienes y servicios entre Islandia, Noruega y los países de la UE, pueden gozar de un libre movimiento entre sus fronteras. Esto también incluye, como se puede adivinar, el hielo. Importar hielo a Islandia es una actividad libre de impuestos.

Quizás también te interese… Islandia en 7 datos curiosos.










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *