Kalta Minor, un minarete inacabado en Jiva, Uzbekistán

Kalta Minor es un símbolo icónico de la ciudad de Jiva, en Uzbekistán. Este corto, pero robusto minarete, se encuentra delante de la fachada de Muhammad Amin-khan Madrasah y está cubierto con exquisitos azulejos verdes y azules que contrastan agudamente con los edificios de adobe que se encuentra a su alrededor. El minarete fue iniciado por Mohammad Amin Khan, el gobernante de Khwarezm, en 1.852. Según la leyenda, quería construir un minarete tan alto que se pudiera ver durante todo el camino a Bukhara. Al final, viendo la altura final del minarete y teniendo en cuenta que Bukhara se encuentra a 400 kilómetros de distancia, quedó en anécdota.

En cualquier caso, se suponía que el minarete iba a tener una altura fantástica. Algunos dijeron que tendría una altura de 70-80 metros, mientras otros sostenían que sería por encima de los 120. Si esto hubiese llegado a ser así, Kalta Minor hubiese sido la estructura más alta en Asia Central, pero no llegó a completarse. Tres años después de que comenzara su construcción, Mohammad Amin Khan murió en una batalla con turcomanos en Serakh, y su ambicioso proyecto llegó a su fin. Lo que quedó fue el tronco de un minarete con 26 metros de altura y una base de 14,5 metros de diámetro. Pronto los lugareños comenzaron a referirse a él como “Kalta Minor” o “Minarete corto”.

Kalta Minor es el único minarete que está totalmente cubierto por azulejos. Estos azulejos forman intrincados diversos y son de varias tonalidades de colores, aunque predominan el verde y el azul. El color azul es el más común de la ornamentación en numerosos edificios históricos de los países de Asia Central, especialmente en Uzbekistán.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario