27 septiembre, 2022

Kopcsik Marcipánia, un museo de mazapán en Eger, Hungría

«Marcipánia» está completamente dedicado a la delicia del mazapán, que es tan plástica en la naturaleza que puedes moldearla en lo que tu corazón desee. Y esto es lo que hizo durante muchos años el fundador de este original museo en Eger, en Hungría.

Y es que en Kopcsik Marcipánia no solo se hacen figuras divertidas de mazapán… aquí todo es de mazapán, incluso un reloj de 2,4 metros de altura.

reloj mazapan
Reloj de mazapán en Kopcsik Marcipánia, en Eger, Hungría.

Kopcsik Lajos, el creador de la exhibición, trabaja en todos los géneros y puede hacer literalmente cualquier cosa con estos simples ingredientes: almendras, azúcar y huevo. Como un pastelero de fama mundial, Kopcsik recibió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos Culinarios de Berlín en 1996.

Todas las exhibiciones en la exposición son creadas exclusivamente por él. El pastelero lleva varios años trabajando para este pequeño museo, y mucho más tiempo estuvo buscando un espacio de exhibición donde pudiera mostrarlas al público en general.

Marcipánia es la exhibición más dulce de Hungría y espera a los visitantes en el centro histórico de Eger. Aquí se exhiben 120 objetos, todos hechos de mazapán, como una botella de vino de casi dos metros o una réplica a escala reducida del minarete de Eger.

La exposición también tiene verdaderas características especiales para los niños, ya que los héroes de los cuentos también cobran vida a partir del mazapán.

perro mazapan
Perro hecho con mazapán en Kopcsik Marcipánia.

Una vez en el museo, probablemente no creas lo que estás viendo. Sencillamente increíbles y preciosas cajas rococó doradas, cojines con adornos folclóricos tradicionales en blanco y rojo, cuadros de Van Gogh y Picasso, cortinas bordadas, miniaturas turcas, una enorme campana de tamaño real, una maqueta del minarete de Eger, un huevo de Fabergé, una mesa de juegos, muñecos anidados, un perro a tamaño real…

y todo ello hecho de mazapán.

campana museo
Campana a tamaño real en Kopcsik Marcipánia.

El orgullo de la exposición es su gran campana. Apareció aquí debido a que, el edificio en el que está abierta la exposición, era antiguamente un taller en el que se fabricaban campanas, pero que fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial.

sala barroca
Sala barroca hecha totalmente de mazapán.

El museo cuenta con una sala única en el mundo. Es conocida como la sala barroca y exhibe una colección de joyas y bisutería, así como muebles y decoración del siglo XVIII representados íntegramente a escala 1:1, todo hecho de mazapán. Esta sala es un homenaje al pasado de Eger, ya que fue durante la época barroca cuando la ciudad resurgió de sus cenizas tras la ocupación otomana.

Por desgracia, no se puede entrar a esta sala (lo más probable es que, si lo hicieras, simplemente te pegarías al suelo, porque hasta el piso es de mazapán).


Vídeo con muchas de las exhibiciones de Kopcsik Marcipánia, así como la imagen de Kopcsik Lajos y su certificado del Guinness World Records tras ganar los Juegos Olímpicos Culinarios de 1996.

Para aquellos que quieren complacer no solo a la vista con mazapanes, también hay una tienda abierta en la exposición para degustar los propios mazapanes. Este es un lugar aterrador para quienes quieren cuidar su figura, y divino para todos los demás.

Información práctica


Dirección: Harangöntő utca 4, Eger, Hungría.

Horario: todos los días de 10:00 a 18:00.

Entrada: 1500 HUF para adultos, 800 HUF para estudiantes y personas mayores. Existe adicionalmente una entrada de Kopcsik Marcipánia + Museo del Fuego por 2400 HUF para adultos y 1200 para estudiantes y mayores.

**Los horarios y precios podrían variar. Se puede consultar en la web oficial del museo: www.kopcsikmarcipania.hu









Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.