Kungur Ice Cave, una cueva kárstica rusa

Kungur Ice Cave (cueva de hielo de Kungur) es una cueva kárstica situada en los montes Urales, cerca de la ciudad de Kungur, en Rusia, a orillas del río Sylva.

Con una longitud de pasajes explorados de más de 5 kilómetros, es una de las mayores cuevas kársticas de Rusia y la única en el país equipada para las visitas de los turistas.

Durante miles de años, el agua de la lluvia disolvió las blandas rocas y formó un sistema de pasillos subterráneos amplios, llenos de rocas con formas peculiares. El agua, con el frío interior de la cueva se congeló, convirtiéndose en estalactitas de hielo de formas completamente impredecibles y de notables tamaños.

Algunos de los carámbanos que cuelgan del techo han llegado a alcanzar el suelo, formando así columnas de hielo semejantes a relojes de arena gigantes.

Uno de los lugares más bellos de la cueva está situado cerca de la entrada: la gruta de diamante, donde es posible observar las estalactitas y estalagmitas de todos los tamaños.

Por su parte, en la gruta Pompeya, los visitantes podrán observar rocas de extrañas formas, muchas de ellas asemejándose a siluetas de personajes y animales fantásticos gracias a un especial sistema de iluminación.

En total, Kungur Ice Cave, contiene 48 grutas, cada una con su propia historia y nombre único. Por ejemplo, están las «Cámaras de Fondo de Coral y de Mar», que son adornadas con piedras erosionadas desde hace más de 12000 años.

En la «Cámara de Meteorito«, el visitante tendrá la ilusión de que enormes cuerpos celestes están bajando a la tierra.

Las primeras excursiones regulares a esta cueva de hielo las hizo Alexey Timofeevich Hlebnikov, el sobrino nieto del investigador ruso KHlebnikov.

En el año 1914, Hlebnikov, después de haber alquilado la cueva como comunidad local para los campesinos, comenzó a organizar excursiones pagadas para los habitantes de Kungur y alrededores. Debido a la diligencia de Alexey Hlebnikov, las noticias acerca de la excepcional cueva de hielo de Kungur corrieron rápidamente hacia los diferentes rincones del país.

Hoy en día el complejo de cuevas de Kungur es visitado por miles de visitantes cada año.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *