La ciudad fantasma de Kayakoy, en Turquía

Ocho kilómetros al sur de la ciudad de Fethiye, en el suroeste de Turquía, se encuentran las ruinas de medio millar de casas pertenecientes a la comunidad, una vez floreciente, de Livissi, habitada principalmente de cristianos ortodoxos griegos. Livissi, ahora conocida como Kayakoy o “Rock Village”, fue construida probablemente en el siglo XVIII en el lugar de la antigua ciudad de Lebessus, y se cree que fue el sitio que los habitantes de Isla Gemiler utilizaron para escapar de los piratas merodeadores. Después de un devastador terremoto y varios incendios, Fethiye quedó como una tierra desperdiciada, y muchos de sus habitantes se trasladaron a Livissi, una ciudad que creció cada vez más y más. Durante su apogeo, Livissi tuvo una población de 10.000 a 20.000 habitantes según distintas fuentes.

Antes de la Primera Guerra Mundial, hubo muchas poblaciones griegas que vivían apaciblemente en todo el oeste de Turquía. Pero cuando comenzó la guerra, estos griegos se encontraron de repente en tierras del enemigo y a merced de los otomanos. Cientos de miles de griegos fueron masacrados durante la guerra como parte de la limpieza étnica llevada a cabo por los turcos. Algunos huyeron a Grecia. Otros fueron deportados a la fuerza.

Los habitantes de Livissi fueron expulsados ​​de sus casas y se dirigieron a pie a otra ubicación a unos 220 kilómetros. Muchos perecieron, sucumbiendo al hambre y la fatiga, durante estas “marchas de la muerte”.

Después de la derrota de Turquía en la guerra y el colapso del Imperio Otomano, los griegos decidieron invadir Turquía. Una guerra a gran escala de duración de tres años, durante los cuales un número incalculable de horribles crímenes fueron cometidos por griegos y turcos con violaciones, despieces, incendios de ciudades

Con el tiempo, un tratado de paz fue firmado en 1.923 y ambos países llegaron a un acuerdo para el intercambio de población. Más de un millón de cristianos ortodoxos griegos que vivían en Turquía volvieron a Grecia. De un modo similar, alrededor de 500.000 musulmanes abandonaron territorios griegos y volvieron a Turquía.

En el momento en que terminó la guerra, Livissi quedó prácticamente abandonada. Las pocas familias restantes fueron una vez más deportadas. Cuando los griegos partieron, los deportados musulmanes de Grecia llegaron a Livissi. Sin embargo, los musulmanes, acostumbrados a los campos grandes y fértiles en sus antigua tierras, encontraron esta localidad montañosa y rocosa no apta para vivir y abandonaron el lugar a favor de otras regiones. En 1.957, un terremoto de 7,1 grados de magnitud en Livissi dio el golpe final a la ciudad, destruyendo la mayor parte de sus edificios.

La ciudad de Livissi, ahora renombrada Kayakoy, permanece desierta, convervando únicamente un museo y un monumento histórico. El gobierno turco actualmente planea convertir parte de la histórica ciudad en una atracción turística con hoteles, tiendas y otras instalaciones.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario