El lago de los esqueletos de Roopkund

En 1.942, un guardia forestal británico estaba explorando una zona remota de las montañas del Himalaya en la India, llamada Roopkund, cuando hizo un descubrimiento espeluznante: un lago rodeado de cientos de esqueletos.

lago de los esqueletos de Roopkund

Debido a la altitud de unos tres kilómetros por encima del nivel del mar y a la ubicación en las montañas del Himalaya, el hielo alrededor de Lago Roopkund solo se derrite alrededor de un mes al año y únicamente es accesible a través de una ardua caminata por las montañas. A medida que el hielo se derretía en Roopkund, quedaron a la vista restos esqueléticos alrededor del lago, por lo que la guardia británica pensó que los huesos pertenecían a los soldados japoneses que trataron de invadir la India durante la guerra.

Skeletons on Roopkund Lake

Al examinarlos más de cerca, descubrieron que los huesos eran mucho más antiguos de lo que se pensaba originalmente. Desde entonces, muchas han sido las especulaciones sobre quiénes fueron aquellas personas. Quizá perdieron la vida tras un deslizamiento de tierra o puede que fuese un suicidio colectivo.

Roopkund

En 2.004, una expedición científica trató de responder las preguntas de “¿quién fueron esas personas?” y “¿qué les pasó?”. A medida que el equipo recogía datos, encontraron que algunos de los cuerpos bajo el hielo estaban tan bien conservados que todavía tenían pelo y piel, y estaban usando ropa y joyas. El equipo realizó pruebas de radiocarbono y ADN en aproximadamente 200 cadáveres y descubrieron que todas aquellas personas murieron alrededor del año 850 después de Cristo. Los cadáveres pertenecían a dos grupos distintos.

Lago del esqueleto

El equipo científico argumentó que la presencia de joyas, armas y zapatos sugería que uno de los grupos o tribus estaba compuesto por peregrinos que se movían a través del valle con la ayuda de personas locales, los cuales formarían el segundo grupo. Los investigadores creen que el grupo de peregrinos viajaba a Nanda Devi Raj Jat, un viaje que ocurre cada doce años en Roopkund, durante el cual la diosa Nanda es adorada.

Pero, ¿quién o qué los mató? Los expertos forenses examinaron los cuerpos y encontraron fracturas en los cráneos de cada uno de los individuos. Cada fractura era corta y profunda, provocada por algún tipo de objeto redondo. Además, solo había lesiones en los huesos de la parte superior del cuerpo (la cabeza y los hombros), lo que indicaba que los golpes provenían directamente de arriba.

Roopkund Lake

Debido a la posición y tamaño de las heridas en los esqueletos, los científicos excluyeron las posibilidades de avalancha, derrumbes y armas como culpables. Llegaron a la conclusión de que los cientos de viajeros y sus guías murieron de una repentina y monstruosa granizada. Los científicos fueron capaces de estimar el tamaño del granizo que provocó las fracturas del cráneo y determinaron que las piedras de granizo tenían aproximadamente el mismo diámetro que una pelota de béisbol.

Roopkund

El granizo rara vez es mortal, pero estos peregrinos del siglo XIX quedaron atrapados en el valle Roopkund sin protección contra las descargas de bolas gigantes de hielo que fueron lo suficientemente potentes como para fracturar cráneos. Los cuerpos se descompusieron donde cayeron, congelándose para los próximos 1.200 años hasta su descubrimiento en 1.942.

Aunque esto puede sonar increíble, el granizo de este tamaño no es desconocido en la región. En enero de 2.013 una tormenta de granizo mató a 9 personas en la India. En 2.002, 22 personas murieron por granizo en China.

Esta explicación forense apoya la leyenda local del Himalaya acerca de la “caravana condenada”. Según el folclore del Himalaya, un rey y su esposa de Kannauj estaban en una peregrinación hacia Nanda Devi Raj Jat. El rey y su séquito, incluyendo bailarines y músicos, pasaron por la tierra y asustaron a la diosa Nanda Devi con su música. La diosa estaba tan molesta que decidió vengarse de los peregrinos con una granizada cuando pasasen junto al lago.

esqueleto

En los últimos años, el lago ha estado atrayendo la atención de miles de turistas y algunos de ellos decidieron llevarse huesos a casa, por lo que a día de hoy muy pocos permanecen en el lago. Debido a la ubicación remota del lago, los funcionarios locales encuentran muy difícil proteger la zona y los esqueletos.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario