Lago Sylvenstein en Baviera, Alemania

Nuestro planeta es una asombrosa combinación de maravillas creadas por la naturaleza y hechas por la mano del hombre. Y aunque las personas cambiaron la apariencia de la Tierra, también trajeron mucha utilidad, incluidos bosques artificiales, lagos y represas.

El lago Sylvenstein, en el estado alemán de Baviera, es un buen ejemplo de la intervención humana en la naturaleza.

Sylvenstein, Baviera

Sylvenstein es un lago artificial en el delta del río Isar, situado en el sur de Baviera, a una altitud de 750 metros en los Montes del Karwendel, cerca de la frontera con Austria. El depósito fue construido entre 1.954 y 1.959 para proporcionar electricidad a las tierras bávaras. La altura de la presa de Sylvenstein es de 44 metros y su longitud, 180 metros.

Sylvensteinspeicher, Sylvensteinsee. Blick von der Fallerklammbrücke

Sylvenstein se encuentra enmarcado en un impresionante paisaje alpino rodeado por un denso bosque, por lo que las vistas son muy pintorescas. Un largo puente con el telón de fondo de los Montes del Karwendel conecta las dos orillas, ayudando a disfrutar de la belleza del lago y a hacer fotos inolvidables dignas de una postal.

Auf der Brücke

A pesar del propósito estrictamente práctico del lago, Sylvenstein se combina idealmente con el paisaje local, por lo que a primera vista podríamos dudar de si trata de un espacio artificial. Por supuesto, un lugar tan maravilloso como es elegido habitualmente por turistas extranjeros y residentes locales que aman la práctica de actividades al aire libre.

Sylvensteinn

La atmósfera especial que envuelve a Sylvenstein contribuye al máximo a la relajación. Aquí se puede alquilar un bote y remar a lo largo de la tranquila superficie del lago o, si se prefiere, incluso ir de pesca y pasar la noche en tiendas de campaña en sus verdes orillas. Hoy en día, el lago Sylvenstein es una atracción turística bastante popular en Alemania.

Sylvenstein Bridge

El senderismo y la acampada son dos de las actividades más demandadas durante el verano, pero vale la pena señalar que Sylvenstein sorprende con su belleza en cualquier época del año. El lago es conocido por su interesantes características, cambiando periódicamente el color de sus aguas. De hecho, en diferentes momentos del día y en diferentes condiciones climáticas, el agua de Sylvenstein puede variar de verde esmeralda a azul.

Bote

Al comienzo de la creación del lago Sylvenstein, surgieron muchas disputas sobre qué efectos nocivos tendría sobre la naturaleza. Los defensores de la naturaleza temían que muchos representantes de la flora y la fauna perderían su hábitat natural. Sin embargo, cuando en 2.013 la mayoría de las tierras de Baviera sufrieron inundaciones, fue el lago Silvenstein el que ayudó a prevenir una catástrofe en el río Isar. Este hecho zanjó todas las dudas.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario