Los sumideros de Cerro Sarisarinama, en Venezuela

Cerro Sarisarinama es una montaña/meseta tepuy situada en el Parque Nacional Jaua-Sarisariñama, en el suroeste del estado de Bolívar, en Venezuela, cerca de la frontera con Brasil.

El nombre de la montaña tiene su origen en una leyenda de los indios indígenas de Ye’kuana, quienes hablaban de un espíritu maligno que vivía en las cuevas de la montaña. Se dice que a veces el espíritu maligno podía ser escuchado devorando carne humana, para posteriormente emitir un terrible sonido “Sari… sari…”.

Este tepuy se encuentra en una de las zonas más remotas del país, teniendo su carretera más cercana a cientos de kilómetros de distancia. A diferencia de otros tepuyes, Sarisarinama es muy boscoso, con 15 a 25 metros de altura, cubriendo completamente la parte superior del mismo. Este aislado ecosistema es el hogar de numerosas especies endémicas de plantas y animales.

Las características más distintivas de Sarisarinama son sus gigantes dolinas – cuatro en total, con la más grande, llamada Sima Humboldt, que tiene 352 metros de ancho y una profundidad de 314. En el fondo de Sima Humboldt, el ancho llega a alcanzar los 502 metros. Otra de las simas, conocida como Sima Martel, es igualmente impresionante, con 248 metros de profundidad. Ambas dolinas son más o menos circulares y se encuentran a 700 metros la una de la otra. La vista de estos agujeros gigantescos desde el aire es simplemente impresionante.

Este lugar fue descubierto por primera vez en 1.961 por el piloto Harry Gibson, aunque la primera expedición solo pudo llegar aquí en 1.974. El equipo, compuesto por numerosos exploradores y especialistas, descendieron los sumideros con cuerdas, dándose cuentan que los agujeros se ensanchaban a medida que bajaban.

La segunda expedición llegó dos años más tarde y vino más preparada que la primera. Este equipo descubrió la tercera sima, la Sima de la Lluvia, que era una cueva de cuarcita. Durante dos décadas, esta sima se mantuvo como la cueva de cuarcita más larga conocida en el mundo, con 1,35 kilómetros de longitud.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario