Maqueta del Mississippi para predecir inundaciones

Después de décadas de devastadoras inundaciones en la cuenca del río Mississippi, se aprobó la Ley de Control de Inundaciones de 1.928 que pedía la aplicación inmediata de un plan para controlar las aguas del poderoso Mississippi. En la siguiente década, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército construyó 29 presas y esclusas, cientos de canales de escorrentía y más de mil kilómetros de nuevos diques más altos.

Pero el río no era una bestia fácil de domesticar. En 1.936, una gran inundación desplazó a cientos de miles de personas en Ohio, lo que llevó al Congreso a aprobar una nueva Ley de Control de Inundaciones y una serie de nuevas obras se iniciaron a lo largo del río. La respuesta típica a una inundación era represar las zonas que habían sido afectadas, pero tales medidas de control solo se dirigían a sitios individuales y no miraban a todo el sistema fluvial en su conjunto.

Mayor Eugene Reybold, Jefe de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos, se dio cuenta del error en el enfoque actual. A un visionario, Reybold, se le ocurrió una solución radical: la construcción de una maqueta o modelo hidráulico a gran escala de toda la cuenca del río Mississippi y el estudio de los “efectos interactivos y medidas de control propuestas a través del tiempo”, utilizando el conocimiento para “desarrollar planes para la coordinación de los problemas de control de inundaciones a lo largo de la cuenca del río Mississippi”.

En Vicksburg, en la Estación Experimental de Vías Navegables, ya existía un modelo de una pequeña sección del río Kanawha, en la que se podía simular eventos históricos de inundaciones y producir hidrogramas de crecida precisos del río Kanawha. Utilizando el río Kanawha como modelo piloto, Reybold elaboró ​​un plan integral para el modelo de la Cuenca del Río Mississippi. El modelo ambicioso sería replicar el río Mississippi y sus afluentes principales (Tennessee, Arkansas y Missouri), lo que abarca el 41% de la superficie terrestre de los Estados Unidos y 15.000 kilómetros de ríos.

El sitio seleccionado para el modelo hidráulico de 200 hectáreas se encuentra en las proximidades de Clinton, Mississippi, cerca de Vicksburg. En el momento en el que se construyó el modelo, la 2ª Guerra Mundial estaba aun encendida y los hombres sin discapacidad eran escasos, por lo que Reybold solicitó y se le concedió permiso para emplear a los prisioneros de guerra alemanes como trabajadores para limpiar y preparar el sitio. La preparación del sitio en sí tomó 3 años, desde enero de 1.943 a mayo de 1.946, antes de que pudiera comenzar la construcción del modelo.

Durante las próximas dos décadas, fue tomando forma el modelo de la cuenca del río Mississippi. El modelo se construyó utilizando una escala vertical de 1:100 y una escala horizontal de 1:2.000. Se pensó que la escala vertical más grande reduciría la tensión superficial y, por lo tanto, se simularían mejor las turbulencias. Todo el modelo se compone de formas individuales de hormigón, contorneadas con la forma de la tierra y lecho del río, incluyendo los acantilados, lagos, llanuras de inundación, puentes y diques. Tapones metálicos en el lecho del río proporcionan “rugosidad” para simular diferentes tipos de materiales, mientras que una malla metálica plegada simula un denso follaje.

El agua de un arroyo cercano se distribuyó por todo el modelo a través de un complejo sistema de tuberías y bombas. Reybold también diseñó un depósito de recolección y una torre de almacenamiento de 19.000 litros de la que podría liberar grandes cantidades de agua durante períodos cortos de tiempo para simular inundaciones.

Para tomar mediciones y recoger datos, se instalaron 76 instrumentos de entrada y salida en todo el modelo, incluyendo 160 instrumentos de etapa que simularon el clima y las inundaciones en un calendario virtual con simulación de días, meses y años. Todo un día podría ser simulado en 5 minutos.

El primer éxito del proyecto se produjo en abril de 1.952, cuando se utilizó el modelo para predecir las inundaciones de aquel año. Con base en los resultados de la prueba en el modelo, el gobierno fue asesorado en diques necesarios para ser construidos y sobre las áreas que necesitarían ser evacuadas. Ese año se impidió que las inundaciones en la cuenca del río Mississippi produjeran un estimado de 65 millones de dólares en daños y perjuicios. Durante las siguientes dos décadas, hasta que el software de modelado informático estuvo disponible, el modelo de la cuenca del río Mississippi fue ampliamente utilizado para determinar las estrategias de control de inundaciones desde Montana a Luisiana. El modelo fue utilizado por última vez en el 1.973 para probar los efectos de la apertura de Morganza Spillway.


Vista aérea de la maqueta del Mississippi.

En la década de 1.990, el modelo fue designado como “Monumento Mississippi” y por un breve período de tiempo, un parque de la ciudad se levantó alrededor del sitio. Pero cuando el coste de mantenimiento del parque se elevó, fue abandonado. El modelo de la cuenca del río Mississippi está ahora en ruinas y cubierto de arbustos.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario