La maqueta de ferrocarril más grande del mundo

Hace poco más de un año, un grupo de entusiastas de los ferrocarriles británicos se reunieron para diseñar el viaje en tren en miniatura más largo del mundo.

Las pistas que se colocaron para este propósito se extendieron por 114 kilómetros a través de las Tierras Altas de Escocia, desde la villa de Fort William hasta la ciudad de Inverness. El esfuerzo del equipo, y la primera y única vez que el tren recorrería la pista, fue televisado ​​en una serie de cinco episodios por Channel 4.

Las vías del tren en miniatura siguieron la longitud de Great Glen, un valle recto y estrecho que corre a lo largo de una gran falla geológica conocida como «Great Glen Fault», dividiendo las Tierras Altas de Escocia en los Montes Grampianos, al sureste, y las Tierras Altas del Noroeste, al noroeste. Desde tiempos prehistóricos, Great Glen ha servido como una ruta natural de viaje a través de las Tierras Altas.

A principios del siglo XX, se hizo un intento de atravesar un ferrocarril a través del Great Glen, pero no tuvo éxito comercial y el ferrocarril se cerró en 1.947. En los últimos años, la ruta a través de Great Glen se ha vuelto muy popular entre ciclistas y excursionistas debido a los retos que presenta.

De hecho, el paisaje de Great Glen puede ser muy desafiante para cualquier constructor optimista, especialmente para una pequeña locomotora de no más de 3 kilogramos. Para transportar la pequeña máquina de vapor a través del agua, a través de bosques y colinas, el equipo de cincuenta voluntarios construyó docenas de puentes en miniatura, viaductos y bucles en espiral para superar el desafiante terreno de Glen.

La escala del tren es tan reducida, alrededor de 46:1, que todo el viaje desde Fort William a Inverness equivale a la mitad de la distancia del ferrocarril Transiberiano.

El equipo de voluntarios reutilizó las vías, desmontando por las que había pasado la locomotora y situándolas en un punto más adelantado. Esto mantuvo los costes bajos, pero también alargó el viaje. Se tardó 12 días en colocar todas las vías y la locomotora empezó a recorrerlas el cuarto día. Viajando a menos de 5 kilómetros por hora, la locomotora partió el 23 de junio de 2.017 y llegó al castillo de Inverness el 1 de julio de 2.017, donde una multitud de más de 150 personas rompió en aplausos. Una estación de tren a semejanza de la estación de tren real de Inverness en la década de 1.950 y una miniatura del castillo fueron creadas para recibir a la pequeña locomotora.

Vídeo de la maqueta de tren más larga del mundo














Fecha de publicación: 17 diciembre, 2018

0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario