Marruecos y sus sets de películas abandonados

A principios de la década de 1960, el director de cine David Lean estaba buscando lugares para filmar su próxima película Lawrence de Arabia cuando se supo de la existencia de Ouarzazate, una de las ciudades de Marruecos más destacadas.

Esta gran ciudad del desierto, ubicada a los pies de las montañas del Alto Atlas, en el sur de Marruecos, tenía paisajes exóticos, cielos despejados y habitantes amigables, lo que ofrecía un lugar atractivo para películas que involucraran historias antiguas basadas en el desierto. Lean finalmente filmó la mayor parte de la película en España, pero también se rodaron muchas escenas clave en Jordania y Ouarzazate, como la masacre del ejército turco en la ciudad de Tafas.

En los últimos cincuenta años, se han rodado innumerables películas y series de televisión en Marruecos, y en Ouarzazate en particular. Entre las más destacadas, se podrían mencionar El hombre que pudo reinar (1975), La última tentación de Cristo (1988), La momia (1999), Gladiator (2000), Black Hawk derribado (2001), Alejandro Magno (2004), Babel (2006), El Ultimátum de Bourne (2007), Prince of Persia: Las arenas del tiempo (2010), 13 Horas: Los soldados secretos de Bengasi (2016), y parte de la serie de televisión Juego de tronos y Prison Break, solo por mencionar algunos.

Desde 1983, los estudios Atlas Film Corporation, ubicados en las afueras de Ouarzazate, han estado manejando todas estas producciones. El clásico de Michael Douglas «La joya del Nilo» (1985) fue su primera película.

Gas Haven, N10, Morocco, 20150925
Falsa gasolinera utilizada en la película «The Hills Have Eyes» (2006), la cual ahora yace abandonada cerca de la ciudad marroquí de Agadir.

«Logísticamente, Ouarzazate es muy bueno«, dijo Amine Tazi (gerente general de Atlas & CLA Studios) a CNN en 2015. «Todo está muy cerca. Los hoteles están cerca. La gente es muy amigable con el cine y muy eficiente».

Ouarzazate e o rio
Ouarzazate.

Más allá de los hermosos fondos naturales, los estudios de Tazi ofrecieron a los cineastas docenas de opciones falsas, como templos egipcios de espuma de poliestireno y palacios tibetanos de yeso. Incluso National Geographic utilizó uno de sus sets para filmar la miniserie «Killing Jesus». Muchos de estos sets fueron construidos en el desierto, lejos de la ciudad y del estudio. Posteriormente, cuando ya no se utilizaron más, el equipo simplemente empacó sus cosas y se fue. Los conjuntos desmoronados que representan templos y lugares romanos exóticos son ahora un gran atractivo para los turistas y cinéfilos de todo el mundo.


Dos estatuas egipcias en el estudio cinematográfico Atlas Corporation Studios, en Ouarzazate.

«Marruecos es uno de los países que más bien recibe a los cineastas», dijo a la CNN Tony Reeves, escritor de la guía mundial de localizaciones de películas. «Las cuadrillas técnicas en Marruecos son muy demandadas: constructores, pintores, extras, recursos eléctricos…».

Aunque las películas extranjeras contribuyen significativamente a la economía de Ouarzazate, no es justo asumir que los escenarios de películas abandonados son lo único que se puede ver aquí. Ouarzazate es una hermosa ciudad con un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: el pueblo fortificado de Ksar de Ait Ben Hadu, que apareció en unas dos docenas de películas.

The Hills Have Eyes
Falsa gasolinera falsa utilizada en la película «The Hills Have Eyes» (2006).

IMG_0894.jpg

Atlas Film Studios
Atlas Film Studios

Atlas Film Studios
Atlas Film Studios

Atlas Film Studios
Atlas Film Studios

Atlas Film Studios
Atlas Film Studios


Réplica de un monasterio budista en Atlas Film Studios donde se filmó la película «Pequeño Buda» (1993).


Réplica del palacio de Cleopatra en Atlas Film Studios.


Interior de un templo egipcio en Atlas Film Studios.

_MG_7744-Edit
Ksar de Ait Ben Hadu en Ouarzazate.

Ksar de Ait Ben Hadu
Turistas cruzando un arroyo en camello en Ksar de Ait Ben Hadu, en las inmediaciones de Ouarzazate.










Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *