Los misteriosos caballitos de Lincoln

En la ciudad de Lincoln, en el estado norteamericano de Massachusetts, en las afueras de la antigua Sudbury Road, existe un antiguo campo de cultivo en el que la gente sigue dejando misteriosamente caballitos de juguete. Algunos están hechos de madera, de plástico con muelles oxidados, y con las patas rotas. Se cree que el primer caballito que apareció aquí fue en 2.010, cuando dos niños pusieron un puesto de limonada para ganar dinero rápido en verano. Los chicos se fueron, pero dejaron sus caballos de juguete atrás. Otros dicen que comenzó cuando un jinete sin cabeza fue presentado como parte de un espectáculo de Halloween. En cualquier caso, el primer caballo comenzó a atraer a los demás y la colección creció. En el recuento más reciente, había 42.

Por extraño que parezca, la manada cambia de posición con frecuencia y de forma inesperada, pero lo qué les mueve es todavía un misterio. Durante el Derby de Kentucky, alguien colocó a los caballos en filas como si estuvieran compitiendo. En Navidad, aparecieron envueltos en luces de la época. Una vez, estaban dispuestos en un círculo como si se trata de un carrusel.

Los caballitos se han convertido en una atracción local. Los conductores que pasan por las proximidades, se detienen para tomarse fotografías con los caballos. Hay quienes han empezado a llarmalos “Ponyhenge“.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario