26 septiembre, 2022

Monasterio Konstamonitu en Athos, Grecia

El último en la jerarquía de los monasterios de Athos, en Grecia, pero lejos de carecer de interés, es el monasterio de Konstamonitu.

También conocido como monasterio de Constantino, se sitúa en la costa noroeste de la península, a dos kilómetros del pintoresco puerto, rodeado de colinas rocosas empinadas cubiertas de coníferas y árboles de hoja caduca.

monasterio monte athos
Monasterio Konstamonitu en el monte Athos, en Grecia.

Konstamonitu es un monasterio muy pequeño y acogedor, donde conviven 30 monjes adheridos al movimiento cenobítico. Su iglesia principal, que fue consagrada en nombre de Esteban, el primer mártir, alberga un icono milagroso del santo que data del siglo VIII.

Y, entre otras reliquias de Konstamonitu, se encuentran dos imágenes milagrosas veneradas de la Madre de Dios y una pequeña porción de la Cruz del Señor.

Historia del monasterio de Konstamonitu

Los primeros siglos de existencia del monasterio están cubiertos con un velo de secretismo.

Diversas menciones relacionan su origen con el nombre del emperador bizantino Constantino el Grande, de quien se cree que el monasterio tomó su nombre. Sin embargo, hay otras versiones que afirman que el monasterio fue fundado por un monje ermitaño llamado Konstamonites, nombre por el que habitualmente es referido el monasterio. Se cree que, en todo caso, que esto sucedió en el siglo XI.

Las referencias completas a Konstamonitu comienzan a encontrarse en las crónicas a partir del siglo XIV, en relación con las incursiones piratas.

monasterio Konstamonitu
Monasterio de Konstamonitu, también llamado monasterio de Constantino.

Pago de impuestos y auge

En el siglo XV, los gobernantes serbios mostraron su apoyo a la gestión del monasterio, sin embargo esto no fue suficiente para que los administradores de Konstamonitu se librasen de pagar los exorbitantes impuestos a los que eran sometidos a través de autoridades turcas.

Así, a principios del siglo XVIII el monasterio apenas sobrevivía. La situación se corrigió con la intervención del cónsul francés Armand y, a principios del siglo XIX, el monasterio floreció.

Situación del monasterio

El monasterio de Konstamonitu es como una perla preciosa, escondida de la miradas descuidadas, en los huecos entre las colinas de la península de Athos.

Konstamonitu athos
Imagen aérea del monasterio de Konstamonitu.

Se puede decir que aquí no hay muros de fortaleza ni edificios «habituales» como podría ser, por ejemplo, una casa de campo. Únicamente las cúpulas de color rojo carmín del katholikón (iglesia principal) nos recuerdan que este es un lugar donde se ofrecen incansablemente oraciones al Todopoderoso.

Los muros de Konstamonitu son bajos, alcanzando un máximo de cuatro plantas. Sus residentes conviven en celdas de cofrades, algunas de las cuales están situadas en balcones-dependencias de madera, adosadas a los niveles superiores de los muros del monasterio.

Adicionalmente al katholikón y las dependencias de los monjes, también se pueden encontrar cinco iglesias en el patio del monasterio, cada una de ellas dedicada a un santo en particular.

La Biblioteca del monasterio de Konstamonitu contiene 110 manuscritos y más 5.000 libros impresos.

Konstamonitu
En el centro del complejo del monasterio de Konstamonitu se sitúa el katholikón (templo principal) con un llamativo color rojo.

Katholikón

La iglesia principal de Konstamonitu data de 1867 y fue construida sobre las ruinas del primer katholikón, que se incendió en el siglo XVIII. Esta es una basílica bizantina clásica, destacando por su color rojo, con una sola cúpula sobre el presbiterio y una amplia nave: el pasillo central.

El actual katholikón fue consagrado en honor a San Esteban Protomártir, y su principal reliquia es un antiguo icono de este santo, pintado en el siglo VIII.

Imágenes destacadas

Entre otros santuarios venerados de Konstamonitu, destacada el del icono milagroso de Nuestra Señora Odighitria que, según la leyenda, fue pintado durante la vida de la Virgen María por Lucas el Evangelista.

Igualmente especial es el santuario de Antifonetria. Según la leyenda, la imagen de la Madre de Dios Antifonetria llenó milagrosamente el cuenco del monasterio con incienso cuando no fue suficiente para realizar el servicio del templo. Esto sucedió en el año 1020.









Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.