La colección de aviones de combate más grande del mundo en Savigny-lès-Beaune

Entre las colinas de la región vinícola de Borgoña, rodeada de viñedos y tierras boscosas, se encuentra un castillo del siglo XIV perteneciente a Michel Pont, un ávido coleccionista de todo lo que se mueve a gran velocidad: coches de carreras, motocicletas e incluso aviones de combate.

Michel convirtió su castillo en la comuna francesa de Savigny-lès-Beaune en un vasto museo con más de 250 motocicletas, 30 coches de carrera y una impresionante colección de casi 80 aviones de combate y helicópteros, lo que supone la colección privada más grande del mundo.

Hijo de un enólogo, Pont comenzó a coleccionar motocicletas cuando solo tenía veinte años. Más tarde se interesó en las carreras del mundo del motor, participando en un par de campeonatos de velocidad durante los años 60 y principios de los 70. Sin embargo, cuando un accidente grave en una carrera casi le costó la vida, Pont decidió renunciar a la competición y comenzó a coleccionar coches.

El interés de Pont en la aviación se remonta aún más atrás que los coches y las motos. Se remonta a su carrera militar durante la década de 1.950. Como miembro de la Fuerza Aérea, Pont tuvo la oportunidad de conocer a un sinfín de pilotos y ver todo tipo de aviones. Comenzó a comprar aviones fuera de servicio hace unos 30 años, procedentes de todo el mundo, como Inglaterra, Portugal y Rusia, aparte de Francia.

«Viajé con un equipo de mecánicos para comprar los aviones, desmontarlos, alquilar una grúa, encontrar un transportador y traerlos de regreso a Francia en piezas», dijo Pont a Guinness World Records.

«Mi última pieza es un Sabre (North American F-86 Sabre), un avión estadounidense que compré en Suecia. Lo restauramos, lo volvimos a pintar y lo limpiamos todo, como nuevo», dijo Pont.

Pont compró un castillo y su jardín circundante en Savigny-lès-Beaune a principios de la década de 1.980. El castillo fue construido originalmente en 1.340 por el duque de Eudes, pero fue destruido en 1.478 tras la invasión de Borgoña por Louis XI. Fue reconstruido por la familia Bouhier a principios del siglo XVII.

Cuando Pont se hizo cargo de la propiedad, los jardines eran un páramo, por lo que plantó cuatro hectáreas de viñas para hacer vino y preparó 2-3 hectáreas para sus aviones. Su colección de coches de carreras y motos está situada completamente en espacios interiores. Pont también recolecta maquinaria agrícola como arados y tractores, así como antigüedades.

Museo del castillo de Savigny-lès-Beaune desde el aire


Todas las máquinas y vehículos de Pont se han organizado en nueve museos separados en esta notable propiedad.

Pont recibe cada año a más de 35.000 visitantes en sus museos.

Jaguar A, Chateau de Savigny-lès-Beaune, Côte d'Or, Bourgogne, France. (Edited)

Fiat G.91R, Chateau de Savigny-lès-Beaune, Côte d'Or, Bourgogne, France.

Mirage IV, Chateau de Savigny-lès-Beaune, Côte d'Or, Bourgogne, France.

Swiss AF Venom, Chateau de Savigny-lès-Beaune, Côte d'Or, Bourgogne, France.

Mirage IV, Chateau de Savigny-lès-Beaune, Côte d'Or, Bourgogne, France.

Soviet jet fighters, Chateau de Savigny-lès-Beaune, Côte d'Or, Bourgogne, France.

Mirage IIIR, Chateau de Savigny-lès-Beaune, Côte d'Or, Bourgogne, France.

Canadair Sabre, Chateau de Savigny-lès-Beaune, Côte d'Or, Bourgogne, France.

Vautour, Chateau de Savigny-lès-Beaune, Côte d'Or, Bourgogne, France.

Part of the aircraft collection, Chateau de Savigny-lès-Beaune, Côte d'Or, Bourgogne, France.

Chateau de Savigny-lès-Beaune aircraft collection, Côte d'Or, Bourgogne, France.










Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *