Los negativos asesinados de la Gran Depresión

Durante la Gran Depresión de los Estados Unidos, la División de Información de la Administración de Seguridad Agrícola de los Estados Unidos envió un ejército de fotógrafos para documentar años difíciles llenos de pobreza, hogares rotos y morales fracturadas.

Se hicieron más de 160.000 imágenes, pero menos de la mitad se llegaron a imprimir.

Al frente del programa de fotografía estaba Roy Stryker, un economista altamente educado. Stryker se aseguró de que los fotógrafos estuvieran bien informados sobre lo que se esperaba de ellos antes de enviarlos a hacer las fotografías. Cuando regresaron con sus negativos, Roy Stryker y su equipo de editores revisaron cada una de las imágenes. Cualquier fotografía que no cumpliera con su alto estándar, era desfigurada físicamente perforando agujeros a través de ella, por lo que las imágenes descartadas no podrían ser reutilizadas. Esta metodología de edición agresiva le ganó a Roy Stryker una gran cantidad de infamia.

“Roy fue un poco dictatorial en su edición y arruinó un buen número de mis imágenes. Él solía perforar un agujero a través de un negativo. Algunos de ellos eran increíblemente valiosos”, dijo el fotógrafo Ben Shahn, quien se encontraba entre los contratados para la misión fotográfica.

“Perforar agujeros a través de negativos fue una barbaridad para mí… estoy seguro de que algunas imágenes muy importantes han sido destruidas de esa manera”, dijo otro fotógrafo, Edwin Rosskam.

Stryker no declaró explícitamente sus criterios de selección o su metodología para determinar qué fotos destruir. Parece ser que se destruyeron muchas imágenes debido a técnicas de fotografía deficientes, como el hecho de no usar un trípode o no enfocarse en el objetivo.

Stryker también destruyó un gran número de fotos por ser redundantes. Otras fueron censuradas por no transmitir la verdad socioeconómica o por no cumplir con el código social de la época, como por ejemplo mostrar a las personas negras luciendo demasiado exitosas para su clase social, o personas que sufrían demasiado por la recesión.

Desde entonces, se han digitalizado y archivado miles de fotos en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos. Una selección de estos llamados “Killed Negatives” (negativos asesinados) se encuentra ahora en exhibición en la galería Whitechapel de Londres. La exhibición se extenderá hasta el 26 de agosto de 2.018.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario