Las impresionantes y efímeras obras de Guillaume Legros

Las gigantescas obras de graffiti pintadas con aerosol sobre los campos y la ladera que vamos a ver a continuación, fueron hechas por el artista suizo Guillaume Legros, conocido popularmente como Saype.

Legros usa pintura biodegradable que se prepara con aceite de linaza, agua y harina, todo mezclado con pigmentos naturales. La pintura dura solo alrededor de un mes, pero puede desvanecerse más rápido dependiendo de distintos factores como la cantidad de lluvia y la velocidad con la que crezca la hierba.

Una de sus obras de arte más grandes representa a un caballero vestido con un sombrero de fieltro y tirantes, fumando una pipa y mirando a lo lejos. Esta obra se hizo en las colinas de Leysin, en Suiza, en el año 2016. ¡La obra tenía una superficie de 14.000 metros cuadrados!

Al igual que muchos artistas contemporáneos, Guillaume Legros comienza con una fotografía de su tema y realiza un reconocimiento de campo con su equipo. Con meticulosa precisión, Legros y su equipo hacen una cuadrícula en el suelo clavando estacas, para posteriormente comenzar a pintar las distintas imágenes en las cuadrículas correspondientes. Todo este proceso es comprobado desde el aire mediante el uso de un dron por si se necesitasen hacer correcciones. En promedio, un retrato de Saype necesita tres meses para ser completado y unos 650 litros de pintura.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario