Operación Tigre, el desastroso y mortal ensayo del Día D

En la madrugada del 6 de junio de 1.944, miles de soldados aliados irrumpieron en las playas del norte de Francia en lo que se convirtió en la mayor invasión marina de la historia. En el espacio de un solo día, la Operación Overlord (Batalla de Normandía) puso en tierra a más de 180.000 tropas en Normandía, pero unos meses antes…

En los meses previos al Día D, las potencias aliadas organizaron una serie de ejercicios de entrenamiento que incluyeron ensayos generales con munición real con el fin de dar a los soldados una pequeña muestra de lo que experimentarían durante los desembarcos reales. Uno de esos ensayos tuvo lugar en un pequeño y soñoliento pueblo de Devon llamado Slapton.


Tropas estadounidenses que desembarcaron en Slapton Sands, en Inglaterra, durante los ensayos de la invasión de Normandía.

Slapton está ubicado en la costa suroeste de Inglaterra, donde se encuentra con el Canal de la Mancha. Este lugar fue elegido porque su playa era muy similar a la de la península de Cotentin, la más occidental de las cinco playas de Normandía, donde tendría lugar el verdadero asalto (en la playa de Utah).


Desembarcos en Normandía el día 6 de junio de 1.944. A la izquierda, la playa de Utah, para la cual estaban enfocados los ensayos en Slapton.

A finales de 1.943, unos 3.000 residentes de Slapton fueron evacuados para dar paso a la “Operación Tigre”, el nombre en clave para el ensayo de desembarco del día D programado para la primavera siguiente. Las tropas estadounidenses que debían ensayar allí eran la llamadas “Force U”.

El general Dwight D. Eisenhower, el Comandante Supremo Aliado, quería que la Operación Tigre fuera lo más realista posible. Insistió en que se usasen municiones reales para que sus soldados pudieran sentir, ver e incluso oler el aspecto real de un campo de batalla. Con el fin de simular el cruce del Canal, las tropas de asalto fueron llevadas a lo largo de una extensa y sinuosa ruta a través de la Bahía de Lyme. El general Eisenhower también quería que sus hombres experimentaran el mar agitado, para que se fuesen así acostumbrando a los mareos.

Antes del desembarco de las tropas estadounidenses en la playa, habría un bombardeo de artillería naval, y durante el desembarco, las tropas ubicadas en tierra que desempeñaban el papel de defensores alemanes dispararían sobre las cabezas de los hombres entrantes para simular las condiciones reales del campo de batalla.


Ensayo de desembarco en Slapton Sands.

La primera fase de la operación de ensayo se efectuó del 22 al 25 de abril de 1.944 y transcurrió sin incidentes. Los problemas comenzaron en la mañana del 27 de abril, cuando algunos de los barcos que participaron en la simulación se retrasaron mucho, lo que obligó al contraalmirante estadounidense Don Pardee Moon a retrasar todo el ejercicio en una hora. El desembarco debía tener lugar a las 8:30 a.m. en lugar de a las 7:30 a.m. Desafortunadamente, esta información crucial no se transmitió adecuadamente a todos los barcos.

Algunas de las embarcaciones, ajenas a la reprogramación, llegaron a la playa justo cuando el bombardeo naval reprogramado comenzó a caer sobre los hombres desinformados. Luego, por algunas razones desconcertantes, quienes ejercieron como tropas alemanas en tierra, comenzaron a derribar a sus camaradas en la playa con disparos.

El ingeniero real Jim Cory observó con horror desde un puesto de observación cómo los soldados que navegaban desde las lanchas de desembarco eran “cortados como si fuesen bolos”. Cory contó 150 cuerpos antes de huir.

“Lo que vio ese día le atormentó hasta su muerte el año pasado”, escribió The Guardian. “Su viuda, Mary, quien relató su historia la semana pasada, dijo: ‘Él siempre esperó que algún día obtendría una respuesta oficial'”.

El comportamiento poco característico de los hombres disparando a sus compañeros nunca fue claramente revelado.

Hasta 450 hombres pudieron haber sido asesinados en la playa ese día. Sin embargo, no hay una sola mención oficial del incidente en los registros del ejército. Todo el ejercicio fue silenciado por temor a la vergüenza de los aliados, y aquellos que sobrevivieron fueron jurados a mantener el secreto por sus superiores. Todos los muertos fueron enterrados apresuradamente en una fosa común cercana, y un par de meses más tarde los cuerpos fueron transportados en secreto por trenes a un lugar desconocido. Hace apenas unos cuarenta años que los detalles de la masacre comenzaron a surgir cuando los curiosos locales comenzaron a descubrir cráneos, huesos y otros artefactos militares que periódicamente llegaban a Slapton y a playas cercanas.

El incidente del “fuego amigo” en la playa de Slapton no fue el único fiasco durante la Operación Tigre. Al día siguiente, un convoy de ocho embarcaciones de desembarco se topó inesperadamente con un grupo de nueve embarcaciones alemanas que patrullaban la bahía de Lyme. De los dos barcos asignados para proteger el convoy, solo uno estaba presente; el otro estaba en Plymouth sometido a reparaciones. Durante este nuevo fiasco, los torpedos alemanes hicieron explotar las embarcaciones del convoy. Más de 300 soldados estadounidenses murieron, lo que elevó el número de víctimas de la Operación Tigre a más de 750.


Desembarco en la playa de Utah en junio de 1.944.

Hay una sorprendente cantidad de confusión sobre el número de muertos final. Las estimaciones oscilan entre 749 y 946, una cifra que es aún más asombrosa cuando uno se da cuenta de que murieron más personas en el ensayo del desembarco en Utah que en el propio desembarco real en Normandía (197 personas murieron en acción en el desembarco de la playa de Utah el 6 de junio de 1.944).

Las lecciones aprendidas de aquel sombrío episodio ayudaron a reducir las bajas durante los desembarcos de Normandía. Muchos hombres durante los ataques del convoy se ahogaron porque no estaban debidamente entrenados para ponerse sus chalecos salvavidas. Tras aquello, se implementó un mejor entrenamiento en cuanto a chalecos salvavidas y se entrenó a las tropas para recoger a los sobrevivientes que flotaban en el agua. El cambio más importante fue que arreglaron su sistema de comunicación defectuoso al estandarizar las frecuencias de radio para que la mala comunicación nunca pudiera ocurrir en el gran día.


Placa conmemorativa en la playa de Utah.

Los aliados organizaron más ejercicios de desembarco en las playas inglesas (Operación Fabius) durante seis fases después del fiasco de la Operación Tigre. La 1ª y la 29ª División de Infantería Americana regresaron a Slapton Sands para ensayar el desembarco en Omaha Beach. Como en una maldición, el desembarco en la playa de Omaha resultó ser el más difícil y el más sangriento de todos los desembarcos de Normandía, con tropas estadounidenses que sufrieron entre 2.000 y 4.700 bajas.

Slapton Sands Memorial

Monumento presentado por el ejército de los Estados Unidos a Slapton Sands.

Después de la guerra, el ejército de los Estados Unidos presentó un memorial que ahora se encuentra en Slapton Sands agradeciendo a los aldeanos que dejaron sus hogares para “proporcionar un área de práctica de batalla para el asalto exitoso en Normandía”. En la placa no se hizo ninguna mención de las vidas perdidas.

En 1.984, los lugareños rescataron un tanque Sherman del lecho marino y lo instalaron en el extremo sur de la playa en Slapton, como un monumento en conmemoración de los que murieron durante la Operación Tigre.

Slapton Sherman
Tanque recuperado del lecho marino.

IMG_9695 - Version 2
Playa de Slapton Sands hoy en día.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario