Ruinas de las pagodas de Indein, en Myanmar

En la orilla occidental del lago Inle, en el corazón de la selva de Myanmar (Birmania), se encuentra el pequeño pueblo de Indein, con cientos de pagodas antiguas con multitud formas, tamaños, y en varios estados de ruina. Algunas de ellas han sido restauradas, pero la mayoría están desmoronándose y cubiertas de arbustos.

Este pueblo es únicamente accesible por barco a través del arroyo Inn Thein, un canal largo y estrecho envuelto de follaje y con un fuerte viento que sopla a través de la densa maleza. El pintoresco paseo en barco toma 8 kilómetros.

Hay dos lugares bien diferenciados de pagodas alrededor de Indein: Nyaung Ohak y Shwe Inn Thein.

El primer sitio, Nyaung Ohak, está inmediatamente detrás del pueblo y cerca del embarcadero. Contiene las pagodas Nyaung Ohak, lo que los birmanos llaman “grupo de higueras”. Las derruidas pagodas están decoradas con tallas de estuco adornadas de animales míticos, deva (seres celestiales) y Chinthe (leones míticos). Algunas tienen imágenes de Buda.

Desde Nyaung Ohak, sale una escalera que sube por una colina hasta llegar al segundo sitio, Shwe Inn Thein, un complejo con otras tantas pagodas, cientos de ellas, la mayoría construidas en los siglos 17 y 18. Este sitio se cree que se remontan a los días del emperador indio Ashoka, quien envió a los monjes en el siglo tercero antes de Cristo a través de Asia para difundir el budismo. Siglos más tarde, dos reyes del imperio Bagan, Narapatisithu y Anawrahta, construyeron estas pagodas aquí.

En el centro del complejo de Shwe Inn Thein, se encuentra el santuario que alberga una imagen de Buda, la cual se cree que fue construida por el propio rey Ashoka, aunque no hay evidencias arqueológicas para apoyar esta teoría.

Desde la colina donde se encuentran las pagodas, se puede tener una gran panorámica del pueblo y sus alrededores.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario