Los pájaros de la paz de Medellín, en Colombia

Dos estatuas idénticas de Fernando Botero, una hecha pedazos en un bombardeo terrorista y la otra donada como regalo para la paz, se alzan en una de las plazas más concurridas de Medellín.

Medellín, en Colombia, está repleta de estatuas del artista local Fernando Botero, famoso por sus personas y animales “regordetes” de bronce. Hay un parque en el centro de la ciudad que consta de 23 estatuas que él mismo donó. Pero las estatuas más conmovedoras de Botero están a varias cuadras hacia el sur, en la Plaza de San Antonio.

A la derecha, se encuentra un típico bronce de Botero, un pájaro caricaturescamente gordo y alegre, acuclillado. A la izquierda, a pocos pasos, se encuentra la misma estatua, hecha pedazos, con un enorme agujero rasgado en su abdomen.

DSC_0007

En 1.995, solo había un pájaro. Desgraciadamente, en junio de aquel mismo año, 10 kilos de dinamita dejadas en la base de la estatua explotaron durante un concierto al aire libre, matando a 30 personas e hiriendo a más de 200. El grupo guerrillero izquierdista FARC se responsabilizó inicialmente del bombardeo y afirmó que era un mensaje dirigido al entonces ministro de defensa de Colombia, Fernando Botero Zea, hijo de Botero el artista.

Escultura bomba Medellín

Las FARC afirmaron que buscaban castigar a Botero Zea por no entablar negociaciones de paz con ellos, y que solo habían tratado de destruir la estatua de su padre. El bombardeo se produjo en la etapa final de la Medellín con más violencia de la historia. La violencia había disminuido en su mayoría después del asesinato de Pablo Escobar en 1.993 y, hoy en día, es una de las ciudades más seguras de Sudamérica.

Medellin Botero, parque San Antonio

Botero, de alguna manera, desafió aquel bombardeo y, en el año 2.000, donó un ave de bronce idéntica e intacta. También insistió en que la estatua explotada debería permanecer en la plaza, junto a la nueva. Hoy, los nombres de las víctimas de los bombardeos están tallados la base de la estatua bombardeada.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario