Patinaje en el canal de Rideau, en Ottawa

El año nuevo ha llegado, y las vacaciones de muchas personas ya han terminado. Pero en la ciudad de Ottawa, en Ontario, Canadá, la diversión acaba de empezar. La pista de patinaje natural más grande del mundo acaba de abrir en el pintoresco Canal Rideau, que fluye a través del corazón de la ciudad.

Inaugurado en 1.832 como una medida militar preventiva contra una invasión de Estados Unidos, el canal se utiliza a día de hoy principalmente para la navegación de recreo, con la mayor parte de sus estructuras originales intactas. Durante los meses de invierno, cuando llegan las grandes heladas al canal, una sección de 7,8 kilómetros se marca como pista de patinaje, la cual reúne a unos 20.000 visitantes diarios. Esto se convierte en una atracción turística popular y un gran área recreativa, siendo también lugar de celebración del festival Winterlude de Ottawa. A lo largo de la particular pista, los vendedores de alimentos ofrecen sopa, chocolate caliente y otros aperitivos y bebidas.

La preparación de la pista comienza como a mediados de octubre. Al final de la temporada de navegación, el agua se drena y se permite que se congele de forma natural en el invierno. Cuando el canal contiene un espesor suficiente de hielo, la nieve se retira de la superficie. Cuando se comprueba que es seguro patinar en el Canal Rideau, se abre para la temporada. Esto suele ocurrir a mediados de enero, y en función de las condiciones meteorológicas, la pista puede permanecer abierta hasta finales febrero, o incluso hasta marzo. La temporada de patinaje más larga fue en 1971-1972, cuando se mantuvo abierta durante 90 días. La más corta, fue de 35 días, en el período 2001-2002.

El Canla Rideau ha sido utilizado como una superficie de patinaje improvisada por los residentes de Ottawa durante años antes de que se convirtiera en una pista de patinaje “oficial”.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario