Glaciar Perito Moreno en Argentina

Si solo pudieras visitar un glaciar en toda una vida, Perito Moreno sería un opción a tener muy en cuenta.

El glaciar Perito Moreno se eleva sobre las aguas turquesas glaciales del Parque Nacional Los Glaciares de la Patagonia, en el sudoeste de Argentina, irradiando un blanco cegador y exudando fríos tonos azules. A diferencia de la mayoría de los otros glaciares de la tierra, Perito Moreno sigue creciendo cada día.

Glaciar Perito Moreno

El Glaciar Perito Moreno, llamado así por un explorador del siglo XIX, tiene actualmente 19 millas (30 kilómetros) de largo y se eleva a una altura promedio de 240 pies (73 metros) sobre el nivel del mar. En total, el glaciar cubre aproximadamente 121 millas cuadradas (195 kilómetros cuadrados). Es parte de un campo de hielo ubicado en Argentina y Chile, el cual forma la tercera reserva más grande de agua dulce en el mundo.

Perito Moreno

Como parte de un área conocida como los Andes australes de Argentina, el glaciar Perito Moreno se convirtió en un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO en el año 1.981.

Perito Moreno

Hay plataformas de observación a una distancia segura del glaciar, con vistas al lago Argentino, la terminación del glaciar. Los visitantes pueden acercarse bastante, hasta el punto de que básicamente pueden sentir al glaciar “respirando” aire frío en los rostros.

Perito Moreno

Si se tiene paciencia, es probable que se puedan observar grandes fragmentos de la masa de hielo fracturarse y estrellarse contra el agua, creando un rugido enorme y reverberante.

perito moreno

Hay senderos que permiten ver el glaciar desde algunos puntos de vista diferentes, así como un bote que lleva a los curiosos a un viaje de 45 minutos alrededor de la base. También hay recorridos de trekking que transcurren por diversas partes del glaciar, rodeados por el hermoso paisaje patagónico de bosques y montañas.

Fuente: jubilados.com.ar













1 comentario

  1. ADELA GUZMAN
    diciembre 19, 02:48 Reply
    Estuve allí , es una maravilla, aun recuerdo la brisa helada tocar mi cara, son excursiones inolvidables de un hermoso país... Argentina...vale la pena aventurarse y pasear en el bote es muy seguro y la tripulación muy amable... yo la pase genial y volvería con mucho placer y emoción a revivir esa experiencia mágica...

Dejar un comentario