Playa de las Catedrales en Galicia, España

Situado a lo largo del límite occidental de la “rasa cantábrica”, ​​recorriendo la costa gallega en Ribadeo, España, hay un tramo de arena de algo menos de un kilómetro de longitud, pero repleto de una serie inusual de formaciones geológicas.

Oficialmente llamada Praia de Augas Santas o “Playa de las Aguas Santas”, la playa se conoce con más frecuencia por el nombre que los lugareños usan para referirse a sus maravillas naturales: La Playa de las Catedrales. Este nombre es debido a las extraordinarias formaciones rocosas naturales que se asemejan a los altos arcos que se encuentran en las catedrales góticas.

Playa de las Catedrales en Galicia

Además, la geología inusual a lo largo de este particular tramo de la costa gana aún más magia por el hecho de que su máximo esplendor se muestra únicamente durante la marea baja.

Playa de las Catedrales

A medida que las aguas retroceden, queda al descubierto una vista maravillosa de arcos naturales, acantilados y cuevas marinas. Los propios arcos alcanzan los 28 metros de altura, mientras que las profundas cuevas erosionadas se extienden hacia el acantilado. Conectando todas estas características hay zonas arenosas formadas por esquisto y pizarra.

Playa de las Catedrales

La Playa de Catedrales se ha convertido en un destino popular para aquellos que sienten un parentesco más sagrado con la naturaleza o buscan experimentar un toque de lo divino en un entorno nuevo e inesperado.

Playa De Las Catedrales, Ribadeo, Lugo, Spain

Pasear entre estos afloramientos rocosos y explorar todos sus rincones y grietas durante la marea baja es inolvidable, aunque también es imprescindible vigilar constantemente el mar ya que puede sorprendernos en cualquier momento. Gracias a la costa extremadamente plana de la región, la marea puede, a veces, subir realmente rápido, haciendo que todos los vestigios de las catedrales vuelvan a “esconderse” y que todos sus visitantes tengan que irse hasta que el ciclo comience de nuevo y revele los secretos que se encuentran bajo las olas.

Playa Catedrales

Desde el año 2.015, existe un límite en la cantidad de visitantes permitidos por día. Debido al auge del turismo que experimenta esta playa, las autoridades tuvieron que limitar el aforo. Por lo tanto, se recomienda visitar la Playa de las Catedrales en invierno o bien hacer una reserva a través de la web oficial de la Xunta de Galicia.

Fuente: culturaviajera.org/playas-de-europa/













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario