Posada del Sol, un inquietante hotel en Ciudad de México

En el centro de Ciudad de México se encuentran las ruinas del Hotel Posada Del Sol, un hotel abandonado y lleno de graffitis que es realmente uno de los sitios más inquietantes en la ciudad más grande de América del Norte.

El deteriorado edificio fue la obra maestra de Fernando Saldaña Galván, quien derramó su sangre, sudor y lágrimas en el hotel a mediados del siglo XX en un intento fallido de crear un centro artístico único en la Ciudad de México. Fernando pretendía que su obra pudiera llegar a convertirse en uno de los hoteles más extravagantes del mundo.

posada

A día de hoy, aunque Posada Del Sol se desmorona visiblemente desde el exterior y tiene poco significado para los vendedores callejeros que lo rodean, el interior revela la verdadera belleza e importancia histórica del hotel. Combinando la arquitectura colonial barroca y la decadencia modernista, Posada Del Sol ocupa más de media cuadra, abarcando jardines, patios, fuentes, terrazas, grandes pinturas y elevados miradores. Galván construyó más de 600 habitaciones. Además, también se incluyó un casino, un teatro, una hermosa capilla, salones de baile, galerías, salones de té, baños turcos y un tablero de ajedrez de tamaño humano.

posada 2

Desafortunadamente para Galván, factores externos le ganaron la vida. La construcción de Posada del Sol fue suspendida por completo a principios de 1.945, y cuando la deuda de Galván aumentó, se colgó en el patio del hotel. Según la leyenda, maldijo el edificio antes de quitarse la vida, razón por la cual permanece vacío hoy.

posada 3

Una explicación citada por la desaparición del hotel es que Galván enloqueció y asesinó a su familia justo antes de abrir el centro cultural; otros creen que Galván se metió en aguas profundas con los francmasones, mientras hay quienes afirman que el proyecto fue todo una fachada para realizar ritos satánicos.

mexico

De hecho, una de las características más extrañas de la obra maestra abandonada de Galván es una habitación oscura que se piensa que alberga el altar de una niña desaparecida que fue encontrada muerta en el sótano del hotel y cuyo fantasma se cree que acecha el lugar.

posada 4

Como dato todavía más inquietante, se sabe que varias personas, habitualmente, colocan dulces en el altar de la niña para escapar de su maldición.

Fuente de información: caracteristicas.co/ciudad-de-mexico/













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario