Cómo se vendió el Puente de Londres a América

**El Puente de Londres sobre el que se habla en este artículo es del puente original que se situó en la ciudad de Londres, antes de su reconstrucción en el siglo XIX.

Durante siglos, los niños y los niños de preescolar han cantado y bailado al ritmo de una canción llamada “El Puente de Londres se va a caer”, pero cuando los ingenieros descubrieron que el puente realmente se estaba cayendo a principios del siglo XX, no fue un motivo de risa.

El Puente de Londres tenía poco más de un siglo y era el punto más transitado de la ciudad Londres, con 8,000 peatones y 900 vehículos cada hora, cuando los topógrafos descubrieron que se estaba hundiendo lentamente, aproximadamente un tercio de centímetro cada año. Cuando se tomaron medidas en 1.924, encontraron que el lado este del puente estaba unos 9 centímetros más bajo que el lado oeste. Posteriormente tuvieron que pasar hasta cuatro décadas antes de que el Ayuntamiento pudiera llegar a una decisión.

London Bridge Havasu
Puente de Londres en la ciudad de Lake Havasu City, en Arizona (Estados Unidos).

El concejal Ivan Luckin sugirió que, en lugar de demoler el puente, deberían intentar venderlo.

Esta sugerencia fue recibida con gran incredulidad, pero después de algunas deliberaciones, el Consejo acordó que les podría venir bien el dinero (para, entre otros, crear un nuevo puente) y pusieron el Puente de Londres en el mercado. Fue en 1.967.

En los meses siguientes, muchas preguntas llegaron al Consejo sobre el puente, pero no hubo ofertas firmes. Finalmente, faltando cinco semanas para la fecha de cierre, el 28 de marzo de 1.968, el Sr. Luckin se ofreció como voluntario para ir a Estados Unidos para venderlo personalmente. En una conferencia de prensa en la Cámara de Comercio Británico-Americana en Nueva York, cuando un periodista le preguntó qué tenía de especial el puente, Luckin dijo: “El Puente de Londres no es solo un puente. Es el heredero de 2.000 años de historia que se remonta al primer siglo después de Cristo, a la época del Londinium romano…”

Poco después, Robert McCulloch, un hombre de negocios de Missouri y propietario de McCulloch Oil, firmó un contrato de venta por 2,46 millones de dólares.


El Puente de Londres en la ciudad de Londres antes de ser desmantelado y llevado a Lake Havasu City.

Algunos años después McCulloch obtuvo por parte del gobierno miles de hectáreas de tierra cerca del lago Havasu de Arizona, una gran masa de agua creada por una represa en el río Colorado, bajo la condición de desarrollar la tierra. McCulloch fundó la comunidad de Lake Havasu City, pero tuvo problemas para atraer a posibles compradores de tierras. Cuando su socio C.V. Wood habló con él sobre el puente, llegaron a la conclusión de que el Puente de Londres era exactamente el tipo de cosa que Lake Havasu City necesitaba para convertirse en una atractiva ciudad turística.

La estructura, de 950 pies (275 metros) de largo y 33.000 toneladas, fue cuidadosamente desmantelada bloque por bloque, embalada en cajas y luego enviada por el Canal de Panamá hasta Long Beach, en California. Desde Long Beach, los bloques de granito fueron transportados en camión 300 millas (480 kilómetros) hasta su destino. Solo el transporte le costó a McCulloch 7 millones de dólares.


Construcción del Puente de Londres en la ciudad de Lake Havasu City.

Después de contar con todos los materiales, comenzó el complicado proceso de volver a montar la estructura. Afortunadamente, todo fue meticulosamente planeado. Antes de desmantelar el puente los trabajadores numeraron cuidadosamente cada piedra, por lo que el proceso de reconstrucción, aunque fue lento y laborioso (tardó 3 años en completarse), se realizó sin mayores inconvenientes. Inevitablemente, algunas de las piedras se dañaron y tuvieron que ser reemplazadas con granito local. Para dar a las piedras más nuevas el aspecto centenario, se cubrieron con hollín de quemadores de queroseno.

Para garantizar que el puente pudiera absorber el tráfico moderno, se construyó un núcleo hueco de cemento reforzado con acero y sobre él se colocaron los viejos bloques de granito. Debido a que no había ningún río en la ciudad de Lake Havasu, el puente se construyó originalmente sobre tierra firme, pero a medida que el proyecto estaba a punto de completarse, se abrió un canal de una milla (1,6 kilómetros) de largo por debajo y se llenó de agua proveniente del lago Havasu.


Día de la inauguración del Puente de Londres en Lake Havasu City.

El Puente de Londres se inauguró oficialmente el 10 de octubre de 1.971 con mucha fanfarria. Hubo fuegos artificiales, un desfile, lanzamiento de cientos de globos y palomas blancas, coloridos globos aerostáticos e invitados especiales y dignatarios como el Alcalde de Londres.

London Bridge Lake Havasu City, Arizona
Puente de Londres en Lake Havasu City hoy en día.

La apuesta de McCulloch dio sus frutos y las ventas de tierras en Lake Havasu City se dispararon. De una población de unos pocos cientos de habitantes en la década de 1.960, la ciudad floreció hasta los 10.000 residentes en 1.974. Ese año, el puente atrajo a casi dos millones de visitantes a la nueva ciudad.


Lake Havasu City con el Puente de Londres en la actualidad.

Hoy en día, la ciudad de Lake Havasu City es el hogar de 52.000 residentes. Para ellos, el puente es solo una parte de la vida cotidiana y proporciona el único acceso desde y hacia el puerto deportivo.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario