Puerta de los Traidores en la Torre de Londres

A lo largo de los siglos, los prisioneros británicos acusados ​​de traición, eran llevados a la Torre de Londres… pero lo hacían por una ruta “especial” y espeluznante.

Conocida como “Traitors’ Gate”, o Puerta de los Traidores, originalmente fue llamada Water Gate (Puerta del Agua) y supuso un medio para que el rey Eduardo I de Inglaterra y otros miembros de la realeza ingresaran en la Torre de Santo Tomás mediante el agua, como una ruta alternativa. Cuando la puerta se construyó a finales de la década de 1.270, a lo largo del río Támesis, la Torre de Santo Tomás era la residencia de la familia real. La Torre de Santo Tomás se ubica en el muro exterior de la actual Torre de Londres, estando orientada al río.

Puerta de los Traidores
Entrada a la Puerta de los Traidores, actualmente tapiada por las subidas del río Támesis.

Con el tiempo, la Torre de Londres se fue utilizando cada vez más como una prisión para los acusados ​​de traición contra la corona, y esos prisioneros eran llevados a la torre mediante el agua. El primer uso conocido del nombre “Traitors’ Gate” fue en 1.544.

Puerta de los Traidores
Puerta de los Traidores.

Figuras tan conocidas como Thomas More y la reina Isabel I entraron a la torre a través de Traitors’ Gate. Adicionalmente, existe un desacuerdo sobre si la reina Ana Bolena llegó a cruzar la Puerta de los Traidores cuando fue llevada a la torre.

Tower of London Traitors' Gate
Puerta de los Traidores medio inundada.

Durante su función como una “puerta al infierno”, la ubicación de Traitors’ Gate obligaba a los prisioneros a pasar por debajo del Puente de Londres en su camino hacia la torre. Hasta finales del siglo XVII, las cabezas de los presos que habían sido ejecutados se exhibían en picas debajo del propio puente, lo que debió haber sido muy inquietante para los nuevos prisioneros.

Traitors' Gate (Tower of London)

Durante siglos, cientos de prisioneros pasaron por la puerta y muchos de ellos nunca regresaron con vida. A mediados del siglo XIX, el arco exterior de la puerta se tapió debido a que el nivel del agua aumentaba constantemente.

Traitors Gate
Entrada tapiada al descubierto.

Hoy en día la puerta, aunque tapiada, está claramente señalizada bajo el rótulo “Entry to the Traitors’ Gate” (entrada a la Puerta de los Traidores) para aquellos que quieran verla desde la otra orilla del río Támesis. También se puede ver de una forma más clara durante una visita a la Torre de Londres.

Traitors Gate
Entrada totalmente inundada, quedando por debajo del nivel de río.

The Bloody Tower
Entrada a la Puerta de los Traidores parcialmente visible en la parte inferior izquierda de la imagen.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario