Escultura de Quetzalcóatl en San José, California

La controvertida escultura de Quetzalcóatl en el centro de la ciudad de San José, en California (Estados Unidos), inspira amor, odio y risas a partes iguales.

Pero… ¿es esta obra de arte con forma de excremento un verdadero homenaje a la cultura azteca, o una imagen similar al famoso icono de whatsapp de una caca sonriente?

Quetzlcoatl sculpture

La serpiente emplumada, conocida como la escultura de Quetzalcóatl y también referida como la estatua de la caca, fue creada por el escultor mexicoestadounidense Robert Graham. Según el sitio web del artista, es una imagen estilizada de Quetzalcóatl, una de las deidades mitológicas más importantes del panteón mesoamericano. La escultura fue, supuestamente, creada para que simbolice el espíritu de armonía social y diversidad en la ciudad de San José.

Pero en 1.994, cuando la serpiente emplumada fue presentada al público en la Plaza de Cesar Chavez de San José, la armonía social no fue exactamente lo que reinó en aquel momento. Incluso antes de que fuese presentada, la estatua ya recibía duras críticas.

Quetzalcoatl

El coste, medio millón de dólares, fue un tema de muhco debate. ¿No había formas mejores de gastar el dinero de la ciudad que en una pieza de arte público? Y todo esto aproximadamente 15 años después de que el alcalde de la ciudad aprobase una estatua ecuestre de Thomas Fallon por valor de 440.000 dólares (grupos locales se quejaron de que Fallon, un ex alcalde de San José, representaba el imperialismo estadounidense y la represión de la población mexicana).

Las quejas también llegaron desde ambos lados del espectro religioso. Los fundamentalistas cristianos estaban irritados por la sola idea de una estatua de Quetzalcóatl, a quien argumentaban que era un símbolo grotesco de sacrificio humano que disfrutaba arrancando corazones que aún latían con su hacha de roca volcánica. Estaban equivocados al respecto, pero nadie fue capaz de convencerlos de lo contrario. Nathan Hill, presentador de una revista local de noticias de televisión cristiana, incluso predijo que la escultura convertiría la plaza en un lugar de sacrificios humanos, con las personas sin hogar siendo las primeras víctimas.

Escultura en San José

Los grupos no religiosos, mientras tanto, se quejaban de que la estatua del dios Quetzalcóatl era una promoción ilegal de la religión en una propiedad pública. Más tarde presentaron una demanda, pero un tribunal federal la rechazó.

La ubicación prevista de la estatua también levantó polémica. Para colocar la estatua en la Plaza de César Chávez, una campana conmemorativa a los bomberos tendría que ser movida. Esto fue visto como altamente irrespetuoso por algunos. Aún así, la campana fue trasladada a St. James Park y luego a la Estación de Bomberos de North Market Street.

It's your doodie

Toda esta controversia se produjo antes de que la estatua fuese presentada al público. Y ni siquiera las personas que la encargaron sabían exactamente lo que estaban recibiendo hasta seis semanas antes de la inauguración. En 1992 Robert Graham le dijo a la ciudad que iba a construir una escultura de bronce de 6 a 7 metros de altura del dios serpiente emplumado azteca Quetzalcoatl. Sus alas estarían extendidas, todo encaramado magníficamente sobre una base de 4 a 6 metros de diámetro. Pero luego, en un súbito viraje artístico, tomó una dirección diferente, mucho más escatológica, algo que sorprendió a algunos de los simpatizantes y manifestantes reunidos en la inauguración pública de la estatua.

Plumed Serpent (detail) - 16 November 2013

Graham, posteriormente, dijo que el cambio fue inspirado por un viaje a México. Y es cierto, algunas serpientes enroscadas aztecas se parecen en realidad a excrementos enrollados como puedan aparecer en los dibujos animados. De hecho, el novelista, poeta y dramaturgo inglés DH Lawrence, describió estas mismas serpientes como “serpientes enroscadas como excrementos” en su novela de 1.926 “La serpiente emplumada”.

Quetzalcoatl

No todos consideran que el supuesto cambio repentino de dirección de Graham es completamente genuino. Algunas personas argumentan que la estatua parecida a una caca fue, de hecho, una forma de venganza por un desaire recibido por Graham a finales de la década de 1.980. En aquel entonces, Graham presentó varios diseños y modelos al centro de San José. Estos incluían una L invertida de 9 metros de altura coronada por árboles y caballos de bronce de tamaño natural. La ciudad aprobó el diseño, pero los medios locales ridiculizaron el proyecto. La ciudad, debido a la presión de los locales, finalmente negó el proyecto y llegó a pagar a Graham 60.000 dólares por unos esfuerzos infructuosos.

Este desaire pudo haber sido, según muchas lenguas, la causa de la forma final de Quetzalcóatl.













0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario