Riqueza y pobreza en Ciudad del Cabo

Aunque la época del apartheid, el sistema de segregación racial de Sudáfrica, terminó hace más de veinte años, todavía hay una gran tensión económica palpable entre negros y blancos en el país. La mayoría de negros ocupan el último peldaño de la sociedad, en la que continúan sumidos en una profunda pobreza, desempleo y desigualdad. La brecha económica se hace aún más visible desde el aire. El fotógrafo americano Johnny Miller, que ahora vive en Ciudad del Cabo, quiso hacer una serie de fotos a las que tituló “Unequal Scenes” (Escenas desiguales).

“Las fotografías tomadas desde drones son interesantes, porque permiten a la gente ver una nueva perspectiva sobre los lugares de los que creían saberlo todo” dijo Miller a CityLab. “Los seres humanos tienen una increíble capacidad de pensar que saben cómo está una situación después de haberla visto muchas veces desde la misma perspectiva. Se convierte en rutina. Pero al cambiar la perspectiva, nuestro pensamiento también puede cambiar totalmente“.

Así, Miller echó a volar su drone por algunos de los barrios más contrastantes de Ciudad del Cabo, como Masiphumelele, una comunidad de unas 38.000 personas, la cuales la mayoría viven en pequeñas chozas con techo de hojalata. Justo al lado de la zona empobrecida del lago Michelle, fotografío también un barrio de clase alta donde las propiedades de varios millones de dólares se agolpan.

“Les puedo decir que la segregación dentro de los asentamientos urbanos de Ciudad del Cabo es desesperada”, dijo Miller. “En algunos casos, es como un infierno urbano. Hay enfermedades, desempleo, delincuencia, ira y desesperanza. No en todos los casos, pero sí en muchos. Y, literalmente, en algunos casos, a pocos metros, todos son placeres de la vida. Internet, coches, comodidades, piscinas, trabajos, esperanza… riqueza”.

Algunos de estos barrios ultra-ricos están divididos físicamente por chozas en muy mal estado, vallas eléctricas, casetas de guardia y, en ocasiones, por humedales. Muchas de estas comunidades fueron diseñadas con esta separación ya en mente. Otras han crecido más o menos orgánicamente.

Miller dice que el problema no se limita a Ciudad del Cabo. Existen escenas contrastantes similares en otras ciudades sudafricanas como Durban y Johannesburgo.

Puedes ver todas las imágenes de Miller, aparte de las que acompañan a este post, haciendo click aquí.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario