La perfecta roca de Marley Beach, Australia

“Wedding Cake Rock” es una formación geológica inusual situada justo al norte de Marley Beach, cerca de Bundeena, en el Royal National Park, en Nueva Gales del Sur, Australia. La deslumbrante roca arenisca blanca tiene una perfecta esquina de 90º y una parte superior plana, como si hubiese sido tallada por un ser humano. Algunos dicen que se asemeja a un pastel de bodas cortado en rodajas. Otros ven en ella un bloque de tofu o queso.

“Wedding Cake Rock” es una de las muchas formaciones de piedra caliza a lo largo de un paseo costero de 26 kilómetros de acantilados en el Royal National Park, desde Bundeena a Otford. El paisaje consiste en profundos valles, crestas y afloramientos rocosos con vistas panorámicas del océano, que se extiende por kilómetros a la redonda. En el camino se pueden encontrar arroyos, cascadas y piscinas. “Wedding Cake Rock” está situada a 5,1 kilómetros desde el inicio del recorrido, con dirección a Bundeena.

A principios de 2015, “Wedding Cake Rock” vio un fuerte aumento de su popularidad. La Asociación de Parques Nacionales y Vida Silvestre de Gales del Sur informó de que el número de visitantes al mes en el Royal National Park pasó de una media de 2.000 a más de 10.000. Aunque esto, no resultó ser bueno. Muchos de estos visitantes habían llegado al lugar después de ver las imágenes de la roca en redes sociales como Instagram. Se sentaba en la roca, y colgaban de ella. Algunos se hacían selfies al realizar maniobras peligrosas. Y lo peor, algunos vándalos pintaron sobre la blanca formación.

Los funcionarios del parque comenzaron a preocuparse, no solo para la seguridad de los visitantes, sino también por la seguridad de la propia roca. Temían que el peso de 30 o 40 personas pudiera dañarla o inclinarla a un lado. El sitio fue cerrado temporalmente en mayo de 2015. Una evaluación posterior de la roca reveló, para sorpresa del parque, que la formación no solo era inestable, sino que podría derrumbarse en cualquier momento dentro de los próximos diez años. El estudio afirmó que la estructura se balanceaba en el borde del acantilado. La roca está ahora acordonada permanentemente y no se permite el acceso de turistas.








0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario