26 septiembre, 2022

Fortaleza de Sighișoara y Drácula, en Rumanía

Sighișoara, una ciudad con una población de poco más de 30.000 habitantes en la región histórica de Transilvania (Rumanía), fue fundada en el siglo XII y, en 1999, fue incluida en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. La belleza de sus calles, donde se respira el espíritu de la Edad Media, es difícil de transmitir con palabras.

La principal tarjeta de visita de la ciudad es la fortaleza de Sighișoara, alrededor de la cual se formó el asentamiento urbano.

La fortaleza de Sighișoara fue construida por colonos alemanes de Sajonia. Hoy en día, dentro de la fortaleza, que ha «sobrevivido» hasta la actualidad prácticamente sin cambios, se concentran varias e impresionantes atracciones.

torre reloj Sighisoara
Torre del Reloj en Sighișoara, Rumanía.

La parte más llamativa es, sin duda, su Torre del Reloj, construida en el siglo XIV simultáneamente con la ciudadela y su mirador, que ofrece una vista realmente impresionante de la ciudad y sus alrededores. En 1648, un reloj suizo fue instalado en la torre y, en 1677, durante la reconstrucción, se dio forma al pináculo inspirado en el castillo de Praga.

La Torre del Reloj de Sighișoara, con 64 metros de altura y siendo referida habitualmente como Torre del Consejo, da cabida al Museo de Historia. Además, bajo la torre se encuentra un pequeño «museo de la tortura».

torre reloj
Detalle en la Torre del Reloj de Sighișoara.

En Sighișoara, entre otros edificios destacados, también se puede ver una iglesia (Iglesia de la Colina, o Iglesia de San Nicolás) y un monasterio de estilo gótico, así como una armería instalada en la casa natal de Vlad el Empalador, quien inspiró a Bram Stoker a crear el personaje del conde Drácula.

Lugar de nacimiento de Vlad Drácula


En la fortaleza de Sighișoara, como en muchas otras ciudades de Transilvania, Vlad Drácula, conocido igualmente como Vlad el Empalador, también dejó su huella. Y es que resulta que la ciudad de Sighișoara es su patria histórica inmediata, pues fue aquí donde nació.

En la plaza principal de Sighișoara, a escasos metros de la Torre del Reloj, se encuentra la «Casa Vlad Dracul» en la que Vlad Drácula vivió desde 1431 hasta 1435. En la actualidad la casa se ha transformado en un restaurante en el que, en la planta baja, se sirven deliciosos platos de la cocina nacional rumana, mientras que en el segundo piso hay un Museo de Armas y varias representaciones de Drácula.


Torre del Reloj (izquierda) y entrada a la casa natal de Vlad Drácula (derecha).
**Tour interactivo: se puede entrar a la casa y recorrer el museo/restaurante. Haz click sobre la puerta o utiliza las flechas para comenzar.

Un cartel de hierro con forma de dragón, la imagen relacionada con Drácula, anuncia la entrada a la casa. Dentro de la casa también se exhibe un busto del propio Drácula.

Fortaleza de Sighișoara


La fortaleza de Sighișoara fue fundada en el siglo XII sobre las ruinas de una antigua ciudadela romana y, en el siglo XV, fue ampliada y fortificada adicionalmente. Asentamientos de artesanos y comerciantes comenzaron a surgir dentro de los muros de la fortaleza y, a medida que crecían, la fortaleza requirió expansión.

Para el siglo XVI, el sistema defensivo de la fortaleza constaba de 14 imponentes torres y varios baluartes fortificados con armas dirigidos a los cuatro puntos cardinales.

torre medieval
Una de las 14 torres medievales sobrevivientes en Sighișoara.

La torre más importante, la centinela, controlaba la puerta principal y guardaba el tesoro de la ciudad en su interior. El resto de las torres estaban conectadas directamente con gremios artesanales individuales: la torre de los herreros, sastres, zapateros, caldereros, cordeleros, etc.

Gracias a sus poderosas fortificaciones, la fortaleza de Sighișoara no llegó a sufrir grandes daños por parte de los enemigos, y todo los desperfectos causados por el paso del tiempo fueron cuidadosamente restaurados y protegidos. Y es por eso que hoy la ciudadela de Sighișoara es una muy buena oportunidad para sumergirse en la Edad Media.

iglesia Sighisoara
Iglesia de la Santísima Trinidad, en Sighișoara, a 600 metros de la Torre del Reloj, cruzando el río.

Por cierto, todos los años, en julio, se lleva a cabo un colorido festival medieval en Sighișoara con actuaciones y batallas de caballeros, conciertos y concursos… toda una gran feria medieval.
El festival es conocido como Festivalul Sighisoara Medievala (Festival Medieval de Sighişoara).

Recorriendo Sighișoara


La forma más conveniente de llegar a la ciudad de Sighișoara es en tren, desde Bucarest, así como desde otras ciudades como Sibiu, Brașov o Arad. En la estación de la ciudad, que se encuentra en el mismo centro, también paran trenes internacionales (desde Budapest, Viena, Praga y Cracovia, entre otros).

La ciudadela de Sighișoara se sitúa directamente en las calles de la ciudad, por lo que está abierta a los visitantes en cualquier momento.

Merece la pena visitar la fortaleza, las torres y los museos que se encuentran en su interior. Existen distintos servicios de tours guiados ubicados directamente en la ciudadela.









Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.