Stolpersteine, piedras en recuerdo a las víctimas del Holocausto

Con cientos de cosas para ver en Berlín, pocos turistas prestan atención a lo que hay debajo de sus pies. Bloques de latón de apenas 10 centímetros cuadrados incrustados en el pavimento son fáciles de pasar por alto al principio. Pero una vez que uno sabe de su existencia, comienza a encontrarlos con una sorprendente frecuencia.

Cada piedra está grabada con el nombre, la fecha de nacimiento y el destino de una persona que sufrió bajo el régimen nazi. Conocidas como «stolpersteine» (algo así como piedra que hace tropezar a una persona), hay más de ocho mil de ellas repartidas por toda la capital alemana, y decenas de miles más se extienden por Alemania y otros países europeos, lo que lo convierte esta obra en el monumento descentralizado más grande del mundo.


Dos piedras «stolpersteine» en Heidelberg, Alemania, en honor de Max y Olga Mayer. Ambos escaparon de Alemania en 1.939 a través de Suiza y España hasta los Estados Unidos. Sobrevivieron al Holocausto.

La idea fue concebida por el artista alemán Gunter Demnig en 1.992 para conmemorar a las víctimas, individualmente, del holocausto. Cada bloque, que comienza generalmente con las palabras «Aquí vivió…», se ubica exactamente en el último lugar en el que la persona vivió libremente antes de ser víctima del terror nazi y fuese deportada a un campo de exterminio. Demnig ahora ha colocado más de 70.000 piedras conmemorativas por toda Europa y Rusia. Él personalmente supervisa la instalación de cada una, una tarea que mantiene a Demnig en carretera durante 300 días al año.


«Stolperstein» de Martha Liebermann, esposa del pintor Max Liebermann, en Pariser Platz 7, Berlín-Mitte.

A diferencia de otros monumentos conmemorativos del holocausto que se centran solo en los judíos, «stolpersteine» ​​honra a todas las víctimas del régimen nazi, incluidos los judíos, sinti, romaníes, afro-alemanes, discapacitados, disidentes y homosexuales. Recuerda a los que fueron asesinados en los campos, así como a los que sobrevivieron, pero también a los que escaparon huyendo a Palestina, Estados Unidos y a otros lugares. Por este motivo, se pueden encontrar piedras «stolpersteine» ​​incluso en países que nunca fueron ocupados por la Alemania nazi, como Suiza y España. La piedras «stolpersteine» ​​en Suiza recuerdan en su mayoría a las personas que fueron atrapadas por el contrabando de material escrito ilegal en la frontera alemana. En España, un gran número de republicanos habían huido de su país a Francia después de la victoria de Francisco Franco. Fueron capturados por los nazis después de haber invadido Francia y fueron deportados al campo de concentración de Mauthausen-Gusen. Cerca de 7.000 españoles fueron detenidos y sometidos a trabajos forzados.

Hamburg, Rothenbaumchaussee (3)
Piedras «stolpersteine» en Hamburgo, Alemania.

2012-09-12 Stolpersteinen Weil
Piedras «stolpersteine» en Friburgo de Brisgovia, Alemania.

Las solicitudes para colocar placas conmemorativas provienen de diferentes grupos, generalmente los familiares de las víctimas, pero también de los residentes actuales de los hogares anteriormente ocupados por las víctimas y las escuelas a las que asistían. Cada solicitud es estudiada a fondo por los grupos locales de «stolpersteine» ​​que forman decenas voluntarios, antes de que puedan decidir dónde y cuándo se puede colocar la piedra. Tal es la demanda de estas placas que una solicitud puede tardar seis meses en tratmitarse.

A pesar de su gran atractivo, no todos apoyan esta iniciativa. Charlotte Knobloch, la Presidenta del Consejo Central de Judíos en Alemania entre 2.006 y 2.010, siente que no está bien pisotear los nombres de las víctimas del régimen nazi.

Después de todo, ¿no fueron los nacionalsocialistas quienes usaron sus botas para humillar y lastimar?, pregunta Knobloch.

Stolpersteine
Piedras «stolpersteine» en Leipzig, Alemania.

Por otro lado, en el año 2.004 el ayuntamiento de Munich prohibió la instalación de las piedras «stolpersteine». A pesar de esto, hay alrededor de dos docenas de ellas ​​en la ciudad, pero eso sí, en fincas privadas.

Wiesbaden, Stolpersteine
Bloques «stolpersteine» ​​antes de ser instalados.

Stolpersteine, Losser

Stolpersteinverlegung

Stolpersteine [Explore]

2017-05-31-001-MaMa - Augsburg - CPotC - 0234 - C00001sr - W2880

Michael Friedrichs-Friedlaender, el escultor que elabora cada piedra, dijo…

No puedo pensar en una mejor forma de recuerdo. Si quieres leer la piedra, debes inclinarte ante la víctima.













Fecha de publicación: 11 marzo, 2019

0 comentarios

Todavia sin comentarios!

¡Puedes ser el primero en comentar este post!

Dejar un comentario